sábado, 10 de diciembre de 2011

Rosquillas para merendar

Que hay mejor que hacer unas rosquillas caseras para merendar... comérselas viendo una buena película, eso sin ningún tipo de duda.
Pues eso es lo que hice el jueves, rosquillas y película.
Por cierto, la peli era "¿Para que sirve un oso?" Estupenda, os la recomiendo.
Pero ahora  a la faena, receta de las rosquillas:

  •  1 huevo
  • 6cucharadas de aceite
  • 6cucharadas de leche
  • 2 cucharadas de anís
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1/2 sobre de levadura en polvo
  • 1/2kg más o menos de harina
  • ralladura de limón
Batir los huevos, añadir el aceite, la levadura, la leche, el azúcar, la ralladura de limón y el anís.
Mezclar bien todos los ingredientes y comenzar a añadir el harina. La masa se irá endureciendo poco a poco y llegará un punto en el que ya no se pueda seguir removiendo dentro del recipiente con la cuchara y que tengamos que continuar, amasando, sobre la meseta espolvoreada de harina para evitar que se pegue.
Amasar hasta que la masa no se pegue a los dedos. Se deja reposar un cuarto de hora más o menos.
Una vez trascurrido el tiempo de reposo, se cortará la masa en trocitos, que estiraremos en forma de cordón, el grosor dependerá del gusto de cada uno y de si las queremos más o menos crujientes (cuanto más delgaditas sean las tiras con las que haremos las rosquillas, más crujientes quedarán al freírlas)
Formar las rosquillas cortando trocitos de las tiras y uniendo los extremos. El tamaño también va al gusto del consumidor.
Para freírlas, el aceite debe de estar bien caliente. Una vez que estén fritas, se espolvorean con azúcar.

2 comentarios:

  1. Ana la receta es igual de dulce como tú...Muchas gracias a mi peke le van a encantar sobre todo para estos días tan señalados.Un saludo gupapetona¡¡.LETRA ESCARLATA.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que si, Mary. Y si encima puede echarte una mano a la hora de hacer los rollitos de pasta, seguro que le sabrá mejor ;)
    Que las disfrutéis, ya me contarás que tal.

    ResponderEliminar