viernes, 17 de febrero de 2012

Manzanas hojaldradas:

El hojaldre es una  masa traída a Europa por los árabes, aunque su origen es anterior, pudiendo encontrase referencias a pastas y masas hojaldradas en la Grecia y Roma clásicas.
Se elabora con harina, grasa (manteca, mantequilla...) agua y sal, es una masa que necesita bastante elaboración.
Es crujiente y su textura es uno de sus grandes atractivos.

La manzana es una de las frutas más cultivadas del mundo, considerada una de las frutas más sanas, se puede comer de múltiples formas y da mucho juego en la cocina, tanto en platos salados como en repostería. Y no podemos olvidarnos de su estupendo zumo, que una vez fermentado se convierte en deliciosa sidra.

Este postre, además de muy visto está delicioso, no resulta demasiado dulce si se elige la manzana adecuada, consiguiendo un agridulce estupendo. Para ser un postre no es especialmente calórico, porque la cantidad de almendra y azúcar por manzana no es demasiada. Así que no hay excusa para no probarlas.

Tengo que aclarar que estas maravillas no son obra mía, sino de mi marido, que de vez en cuando se remanga y me da el capricho.

INGREDIENTES:
.Hojaldre, manzanas reinetas, almendra molida, azúcar, yema de huevo.
PREPARACIÓN:
No hace falta pasarse horas preparando el hojaldre, hay unas masas estupendas y lista para utilizar en cualquier supermercado.
Preparamos el relleno, con almendra molida, azúcar y yema de huevo. La mezcla resultante tiene que quedar ligerita, pero sin resultar demasiado líquida (no os puedo dar las medidas exactas, porque lo hace a ojo de buen cubero), ni demasiado espeso, porque luego, al cocer, se endurecería.
Precalentar el horno a 250º.
Pelar las manzanas y vaciar el corazón.
Extender la masa, según indicaciones del envase y cortar en cuadrado, dependiendo del tamaño de la manzana, tenemos que poder envolverla con el hojaldre.
Se rellenan las manzanas con la pasta de almendra, se colocan en el centro del cuadro de hojaldre y se van plegando las esquinas sobre la manzana. Para que la masa se pegue, se humedece con un poquito de agua (o yema de huevo).
Cortar un circulito de masa y colocarla encima, para asegurar el paquetito, además de servir de adorno.
Pintar con yema batida y colocar en la bandeja del horno.
Una vez dentro, bajar la temperatura hasta 150º. Dejar cocer hasta que el hojaldre esté dorado.
Sacar y dejar enfriar.
Otra forma de decorarlas, es espolvoreándolas con azúcar lustre una vez fuera del horno y casi frías.
(El azúcar del relleno suele salirse un poquito y caramelizar al rededor de la masa, tener cuidado al despegarlas de la bandeja, para que no se rompan)

6 comentarios:

  1. ¡Un diez para el repostero!!! Tiene una pinta super apetecible, ainsss, ¡que es la hora de la merienda!! Qué tentadoras.
    ¡Besos, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo diré de tu parte, Marhya, con lo orgullosos que está él de sus manzanas ;)

      Eliminar
  2. Jamás había visto antes esta receta y tiene una pinta que...¡¡uhmmm!! Esa pasta de almendra debe estar deliciosa. Me la apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ni idea de dónde es la receta, pero en Asturias las hacen en algunas pastelerías, pero no son fáciles de encontrar, la verdad.
      El relleno sabe a mazapán, salvando las diferencias porque en este caso no hay que amasar, tan solo mezclar los ingredientes.

      Eliminar
  3. ¡¡Qué pinta tan rica tienennn!! Ay con lo que me gustan a mí las manzanas... ¡Tengo que hacer esta receta!
    Un beso, Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te la aconsejo, están buenísimas, ya me contaras que tal :D

      Eliminar