lunes, 10 de noviembre de 2014

"Nunca dejes de esperarme" de Elizabeth Urian


"Nunca dejes de esperarme"

Para la sociedad inglesa y el resto de su familia, Catherine Montague es la viuda del conde que pereció de forma misteriosa en las aguas del Mediterráneo. Ella, en cambio, se resiste a aceptar que su esposo está muerto.

Cuando Julian Montague fue capturado por los corsarios argelinos acababa de escapar por los pelos de un intento de asesinato. Tras su liberación, su estado mental podría calificarse como inestable, pero... ¿es realmente cierto que el conde ha perdido la cordura?
Cuando se produce el reencuentro de la pareja, ella es incapaz de reaccionar como una esposa enamorada, lo que le hará preguntarse si lo que sentía por su marido no era más que una ilusión. Además, él saboteará cada uno de los intentos de Catherine para hacer regresar al antiguo Julian y con él todo lo que le pertenece.
Mientras tanto, un asesino sigue suelto...


Le tenía ganas a esta novela porque el argumento me parecía muy original y la verdad es que no me ha decepcionado. Me ha ido atrapando poco a poco hasta engancharme por completo.
Cuenta con una trama estupenda a la que no le falta de nada: intriga, romance, traiciones, pasión... y todo perfectamente hilado para mantenerte pagada a sus páginas. 

Me ha gustado el hecho de que los protagonistas ya estuvieran casados, como ya he dicho, me ha parecido muy original el enfoque que Elizabeth Urian le ha dado a la historia de esta pareja que, después de tres años separados y en los que ella se  cree viuda, deberán volver a confiar el uno en el otra, recuperar la pasión que habían compartido y sobre todo descubrir si son capaces de volver a amarse. 
Los personajes están bien trabajados, aunque son cuatro los que destacan por encima del resto.
Evidentemente dos de ellos son los protagonistas. Julian me ha encantado, es decidido, tenaz, inteligente, apasionado y sobre todo muy humano, con dudas y miedos, porque a pesar de su determinación no puede evitar flaquear cuando está con Catherine. Además demuestra ser un actor consumado, al interpretar el papel de trastornado, consiguiendo robarte unas sonrisas en algún que otro momento.
Ella, Catherine, demuestra tener una fortaleza y un carácter que ni ella misma sabía que poseía. Querer recuperar a su esposo, al que ella recordaba, al que había amado será el detonante para ese cambio de actitud.
La otra pareja que destaca son la hermana pequeña de Julian y el supuesto profesor de alemán, que tiene su misterio personal que resolver, pero en el proceso se enamorará. Ellos aportan la parte tierna y dulce a la novela con su romance.

La trama cuenta con la dosis perfecta de intriga y enredo. Ha sido de esas historias en las que acabas sospechando hasta del apuntador y en las que llegado a un punto no puedes dejar de leer hasta que la terminas y descubres de una buena vez quién era el asesino, qué pasa con la joven pareja de enamorados y cómo resuelven las cosas los protagonistas... he de decir que el final es perfecto, bueno, menos por una cosa que me ha dado mucha penita aunque es de entender esa reacción (l@s que lo hayáis leído sabéis a qué me refiero y l@s que no, pues tendréis que leerlo para saberlo jejeje)

En definitiva, una historia estupenda, bien escrita, muy entretenida, original, que engancha y con la que he disfrutado.
Totalmente recomendable.

1 comentario:

  1. Gracias, Ana por, principalmente, leerlo. Si te ha gustado, es un añadido más (del bueno, claro). La reseña te ha quedado fantástica.

    Un besazo.

    ResponderEliminar