sábado, 19 de noviembre de 2016

"El mal causado" de Díaz de Tuesta

“EL mal causado” 
de Díaz de Tuesta
Tras lo ocurrido diez años antes, un hecho terrible que la impulsó a abandonar su hogar, Natalia regresa a Bilbao. Hija de Salvador Chueca, un detective privado que considera que su mundo no es apropiado para una mujer, decide trabajar con el hombre que en el pasado le causó tanto daño, pero del que sigue enamorada, a pesar de todo.
Javier Balboa, hijo de la amante de Salvador, jamás le ha perdonado que no se casase con su madre. En su momento, siendo un muchacho lleno de dolor y furia, intentó vengarse de él a través de su hija Natalia, pero fue un mal que se volvió en su contra, pues llevaba consigo su propia penitencia. Desde entonces, nunca ha podido olvidarla y sabe que será poco probable que ella le perdone.
Sin embargo, cuando a través de un entretejido de casos Natalia y Javier se ven abocados a convivir juntos durante muchas horas, ambos intentarán avanzar en su relación, limpiar de antiguos odios su existencia y construir un futuro para los dos.

Opinión:
Llevaba un par de semanas sin apenas leer, dejando libros a las pocas páginas de haber empezado porque no me enganchaba o no me apetecía esa historia en ese momento, vamos, del todo desganada. Aunque sé, que de entre todos los libros que tengo pendientes, hay varios que me van a gustar y mucho, pero ahí los tengo, en espera, como si de un tesoro intocable se trataran, como si quisiera reservar lo mejor para el final (manías absurdas). Pero ya se me ha pasado la tontería y he empezado con “El mal causado” de Díaz de Tuesta. Nada como una buena historia de detectives para recuperar la ilusión y las ganas de leer.
Cómo me gusta la prosa de esta mujer, qué bien escribe, que bien desarrolla la trama, que bien todo… en pocas palabras: ¡Que me ha encantado!
Entretenida, divertida en algunos momentos, emotiva en otros, con sus buenas dosis de tensión (es una historia de suspense policial, bueno más bien detectivesco), diálogos estupendos y personajes bien definidos.
Tanto Natalia como Javier son personas de carácter fuerte, decididos y también testarudos. Su relación está marcada por lo ocurrido en el pasado y ninguno de los dos (sobre todo Natalia) parece poder olvidar y eso complica las cosas ahora que ella ha regresado a casa.
Natalia me ha gustado porque es decidida, intrépida e impulsiva. Actúa sin pensar en las consecuencias o creyendo tenerlo todo bajo control… hubo momentos en los que me hizo pensar: “¿Por qué no le haces caso a Javier alma de cántaro?”. Por otro lado es una mujer muy emotiva, muy pasional, que se deja dominar por los sentimientos, por ese “odio” que siente por Javier y el rencor que ha guardado dentro de ella durante tantos años (pero ya se sabe que del amor al odio…). También es inteligente e intuitiva y sus pesquisas aportaran nuevos e interesantes datos a las investigaciones que tienen sobre la mesa.
Javier, qué decir de él. Que a pesar de que en algún momento he llegado a decir: “qué pedazo de capullo”, me ha gustado. Es un tipo duro, con ese punto canalla que me encanta. Eso y que está loquito por Natalia y ya no sabe qué hacer para acercarse a ella, para romper el muro que ha levantado entre ellos, para pedirle perdón por lo ocurrido… Aunque él también guarda mucho rencor en su interior, un resentimiento que tampoco le permite pasar página y también lo mantiene anclado al pasado. Al final lo de estos dos es un “ni contigo ni sin ti”.
La trama me ha parecido estupenda, bien hilada y con la dosis justa de intriga. Con las pistas y los datos que estos dos van encontrando, intuyes quién es el causante de todo el embrollo, vas tirando de los hilos con ellos, desenredando la madeja hasta descubrir, al final, el porqué de todo lo ocurrido.
Las dosis de intriga, acción y peligro son perfectas, ideales para mantenerte pegada al libro. La tensión que fluye entre los protagonistas, las acaloradas discusiones, los momentos más “calientes”, completan esta pasional y apasionante historia de detectives en la que Natalia y Javier son, en todos los sentidos, los protagonistas. Todo gira en torno a ellos (además de los casos que investigan) y los secundaros, además de escasos, aparecen poco. El padre de Natalia, Salvador, es el único que hace acto de presencia en varias escenas. Un hombre con carácter que conoce más que de sobra a Javier y que teme que su hija salga mal parada por su culpa. El resentimiento de este hombre se suma al del protagonista y eso hace que salten chispas cada vez que se cruzan.
Quizás me faltó conocer a Salva, el hermano pequeño de Natalia, que no pinta nada en la trama, pero que digamos es el responsable de que ella regrese y al final solo se le menciona. Pero vamos, que es un detalle sin importancia, una tontería mía que no le resta emoción ni calidad a la novela.

 Por cierto, el título perfecto y la portada la adecuada. 
Muy recomendable.

domingo, 30 de octubre de 2016

"No diré adiós" de Mery Eirabella

“No diré adiós” de Mery Eirabella
Cris, que ha crecido sin madre y con un padre violento, tiene una idea muy tradicional de la familia y, en sus planes para formar una, solo tiene a una mujer en mente: su novia de toda la vida. Sus proyectos se vienen abajo cuando ella lo abandona por otro y le hace ver que no tiene futuro, que nunca podrá tener la familia que desea.
Misha rompe con su pareja en navidad. Durante años ha idealizado a su compañero y se da cuenta de que se ha engañado a sí mismo durante todo ese tiempo. Pero, al contrario de lo que le sucede a Cris, él no se hunde y sigue adelante sin mirar atrás.
Los dos se encuentran por casualidad e inician una amistad en la que Misha guía a Cris hacia una nueva vida. La relación de afecto y camaradería se convierte en algo más que el ruso intenta evitar, mientras que Cris insiste en llevar a Misha por el camino que desea a pesar de no estar preparado para enfrentar las consecuencias y que en su idea de familia no hay cabida para otro hombre.
Los dos recorrerán una senda difícil en la que aprenderán a vencer sus miedos y Cris descubrirá que una familia no tiene por qué regirse por las normas dictadas por la tradición.
Tierna, romántica y maravillosa, No diré adiós es la segunda novela de Mery Eirabella, la autora que con su primer libro, Nunca digas nunca, sorprendió y entusiasmó a los lectores.
Opinión:
Leer a Mery Eirabella nunca decepciona. Sus novelas son intensas, emotivas y apasionadas y no exentas de dureza, aunque en esta ocasión (afortunadamente para los protagonistas y para una servidora) la historia de Cris y Misha, es un poquito más suave. Lo que no quiere decir que no tenga algún momento de esos que te encoge el corazón, porque no ha faltado el personaje repulsivo y desalmado que parece disfrutar con el dolor ajeno (me fascina la manera en que la autora consigue reflejar la Maldad  humana).
He disfrutado muchísimo con la amistad que surge entre los protas, la forma en que poco a poco y a pesar de ser muy diferentes, se van acercando, conociendo y haciéndose inseparables. Me ha encantado como surge el interés, como aumenta la atracción y el deseo; la tensión sexual fluye sin necesidad de escenas hot.
Me ha parecido una historia muy tierna, sensual, con dos personajes muy bien definidos y coherentes. Uno, cabal y seguro de lo quiere o no quiere en su vida, el otro, un muchacho falto de afecto, inseguro que después de los palos que le ha dado la vida, desconfía hasta de su propia sombra. Conocerse hará obrará una transformación en ambos, en su manera de pensar y de afrontar la vida, aunque ninguno de los dos esté dispuesto a ceder del todo, a dar el último paso; las decepciones, el miedo al rechazo, la desconfianza, serán las sombras que planearan sobre sus cabezas, poniendo freno a unos sentimientos que, por mucho que se nieguen a aceptar, están ahí.
Secundarios, pocos y no interfieren demasiado en la trama, salvo la intervención de cierta “petarda” y la desagradable presencia del padre de Cris; personaje al que sin duda terminarás detestando.
Lo dicho, “No diré adiós” es una historia preciosa y tierna, no demasiado extensa, que al final deja una sonrisa en los labios.



sábado, 1 de octubre de 2016

"El guardián de tus secretos" de María Sala

La familia Calero de Ávila representa el poder, el honor y la reputación intachable. Don Adolfo Calero ha criado a sus dos hijas con una severa moralidad cristiana poco frecuente en nuestros días. Su ojo derecho es Silvia, la mayor de sus hijas, una muchacha hermosa y tranquila que obedece ciegamente cualquier orden que provenga de él. Violeta es harina de otro costal, siempre anda metida en líos, descuida sus estudios y pierde el tiempo con los chicos del pueblo. Las camisas recatadas y las faldas plisadas no están hechas para ella.
Adolfo Calero ya da por perdida a la menor de sus hijas, así que prefiere centrar toda su atención en la búsqueda de un prometido adecuado para Silvia. En realidad, ya ha puesto los ojos en Eduardo Vargas Rojas, un joven bien situado que pertenece a una familia de rancio abolengo, amigo de la infancia de sus dos hijas.
El problema es que Silvia ya está enamorada de otro hombre, un estudiante joven e impetuoso que le ha jurado amor eterno. Por desgracia, del amor más puro pueden nacer las traiciones más oscuras.
Cuatro corazones han comenzado a latir poniendo en marcha la compleja rueda de la fortuna. Solo un amor verdadero conseguirá sobrevivir a una complicada tela de araña tejida con mentiras, engaños y traiciones.

Opinión:

Confieso que el principio de esta novela, el ambiente y educación retrogrado en el que vive la familia Calero (parece que estuviera ambientada en otra época), me echó para atrás, de hecho apenas leí el primer capítulo y lo dejé.
Pero decidí darle otra oportunidad pasado un tiempo y ha sido un acierto, porque me he encontrado con una historia interesante, intensa, emotiva y divertida a ratos. Con una protagonistas, que a pesar de su juventud, de lo alocada que todos la creen, resulta tener más sensatez y corazón que cualquier otro miembro de su familia. Que lucha por salir adelante, sin mirar atrás y sin arrepentirse en ningún momento de las decisiones tomadas. 
Hay capítulos angustiosos, en los que no puedes creer que lo que estás leyendo (aunque sabes que esas cosas, y peores, pasan en la vida real) que te llevan a odiar a más de un personaje.
Otros, sin embargo, están llenos de ternura, amor y situaciones absurdas que te arrancan más de una sonrisa y todo gracias a Violeta.
Diego también me ha encantado, a pesar de que cuando reaparece en la novela, lo hace convertido en un frío hombre de negocios que pierde la paciencia con demasiada facilidad, sobre todo cuando Violeta anda cerca. Pero no olvida quién es y de dónde procede, como tampoco puede olvidar la traición de la joven a la que amaba, eso le hace ser un poco rencoroso y vengativo... humano a fin de cuentas y como tal, tiene corazón. Un corazón que no tarda en apreciar y enamorarse de la mujer que tiene al lado.
Los secundarios, algunos ya he dicho que me han parecido detestables y ruines, están bien construidos, son coherentes y hacen que la trama, bien hilada, sea redonda.
"El guardián de tus secretos", una historia llena precisamente de secretos, mentiras, desengaños y casualidades, muchas y maravillosas casualidades con las que disfrutar de esta enredada historia de amor.

Totalmente recomendable.

viernes, 16 de septiembre de 2016

"El salto de Cristina" de Dacar Santana

“El salto de cristina” de Dacar Santana.

Cristina odia su trabajo porque sospecha que su jefe es de esos pervertidos que te espían en los vestuarios, pero no tiene alternativa, sin esos ingresos no podría mantener a su madre y a su hija.
Un día una extraña mujer entra en su vida con una proposición laboral, y aunque ella es una persona a la que le aterran los cambios, gracias al apoyo e insistencia de su mejor amigo, acaba aceptando.
Su vida se complica cuando conoce a un hombre muy atractivo y el que creía que era su mejor amigo le confiesa su amor. Por si todo esto no fuera bastante, su jefa oculta un secreto y tal vez no sea quien dice ser.
¿Te atreves a descubrir la historia de Cristina?




OPINIÓN:
Siempre he dicho que prefiero con diferencia las novelas narradas en tercera persona, y es cierto, pero eso no me impide disfrutar de una buena historia contada en primera, sobre todo si es divertida y engancha, como es el caso de “El salto de Cristina”.
Lo que me gusta de esta forma de narrar es el juego que puede llegar a dar… salidas de tono, golpes de humor, pensamientos ingeniosos y todo tipo de desvaríos de (en este caso) la protagonista, amén, claro está, de una historia con chicha, que enganche.
Desde ya os digo que “El salto de Cristina” tiene chicha más que de sobra, ingenio, humor, ternura, amor a espuertas y un par de Empotradores que quitan el sentido. Porque sí, hay sexo. Sexo del calentito, del que hay que leer abanico en mano. Y no es lo más o menos explícito de las escenas, es la forma de contarlo lo que hace que la temperatura se dispare.
Pero no todo es desenfreno, no. También hay mucha ternura, porque la relación de amistad que une a Cristina y a Aarón es estupenda y especial. El muchacho, alegre, desenfadado y divertido,  se hace querer desde el principio (y no solo porque esté como un queso, que lo está), sino por la forma en que trata a Cristina, por el apoyo que siempre le ha dado, porque es como uno más de la familia… es el vecino/amigo perfecto.
Cristina es una chica normal, con una hija (fruto de un amor de instituto), con responsabilidades y ningún valor para hacer cambios en su vida. El miedo a que algo pueda salir mal y verse en una situación peor de la que está es lo que la frena, aunque una vez se decide a probar suerte, “a dar el salto”… es cuando empieza lo bueno, cuando aparece una Cristina mucho más segura de sí misma, de sus capacidades y también de su atractivo. Que derrocha energía, simpatía y que en cierta forma intenta recuperar el tiempo perdido, los años que ha desaprovechado por tener que cuidar de su niña (a la que adora)… al final se le acumulan el “trabajo”, las sorpresas y también algún que otro disgusto. Y todo ello contado con maestría, humor, ingenio y mucha ternura, porque no deja de ser una historia tierna de esas que te hacen suspirar (algún que otro jadeo también se puede llegar a escapar… ¡Ains!, quizás esté exagerando, pero es que tiene algunos momentos hot estupendísimos).
La he disfrutado, me ha encantado y os la recomiendo sí o sí.


domingo, 11 de septiembre de 2016

"Reinar e tu corazón" de Nieves Hidalgo

“Reinar en tu corazón”, de Nieves Hidalgo.
Libro 2º de serie Los Gresham
Tatiana Elisabeta Smirnova, princesa de Orlovenia, se ve obligada a escapar para salvar la vida tras el asesinato de su padre. Atravesando media Europa, perseguida por quienes desean acabar con su dinastía, no tiene otra opción que vivir en las callejuelas apestadas de maleantes de Londres, en compañía de una mujer dedicada a la prostitución. Para librar a su amiga de la enfermedad, Tatiana no duda en convertirse en asaltante de caminos. Pero tiene la mala fortuna de atracar al mismo hombre que capitaneaba el barco en el que llegó a la ciudad, y al que recuerda vívidamente.
Darel Gresham, barón de Winter, no se imagina que su fascinante salteadora le hará perder algo más que sus pertenencias cuando decide darle una segunda oportunidad.
Mucho menos sospecha que se verá envuelto en una turbia trama de traición y asesinatos, o que la mujer a la que toma por una vulgar ladrona es, realmente, la heredera de un trono.

OPINIÓN:
Como soy un desastre, esta trilogía tampooooco me la he leído en orden; me había comprado el primero, me regalaron el último (dedicado por la autora jejeje) y el segundo se me despistó por el camino, hasta ahora que me he decidido a completar la saga.
Nada más empezar a leer, ya me estaba arrepintiendo de no haberlo hecho por orden, porque aunque recuerdo más o menos lo que ocurrió en “La bahía de la escocesa”, no es lo mismo que tenerlo recientito, porque estas dos historias (si mal no calculo, la tercera también) se desarrollan de forma más o menos paralela y entremezclando los acontecimientos. Pero bueno, no pasa nada, la he leído, he tirado de memoria todo lo que he podido (aunque no descarto releer la saga como Dios manda) y por supuesto, la he disfrutado muchísimo porque las historias de Nieves Hidalgo tienen ese no sé qué que enganchan y enamoran.
Maravillosamente bien escrita (soy fan incondicional de la prosa de esta mujer), con una trama trepidante, que no decae en ningún momento, que a cada vuelta de hoja sorprende con nuevos acontecimientos y mucha acción. La química, la atracción entre los protagonistas, magnífica. Esa mezcla entre el quiero pero no debo, el deseo y el rechazo, el afán de protección y la desconfianza… emociones, sensaciones, pensamientos y hechos que van desvelando la personalidad de este par de tortolitos. Tercos, decididos, valientes, apasionados… son tal para cual.
Tatiana me ha encantado por su fortaleza, determinación y coraje. No duda en hacer lo que sea, a pesar de su falta de experiencia y de haber vivido toda la vida entre algodones, para seguir con vida… tiene una promesa que cumplir, una venganza que llevar a cabo y está decidida a hacerlo. Aunque por momentos su empeño flojea y pierde la esperanza de conseguir su objetivo porque su situación va de mal en peor. Por suerte cuenta con un inesperado y atractivo ángel de la guarda que solucionará, en parte, sus problemas.
Darel Gresham, barón de Winter, corsario a tiempo parcial, benefactor de los menos afortunados y… un sinvergüenza adorable, descarado, divertido, obstinado, desconfiado, peligroso, atractivo; uno de esos protagonistas que saben bien cómo robarnos sonrisas y suspiros. Me ha encantado, porque además de todo lo que ya he dicho, es un hombre serio, comprometido, cercano y accesible, que no duda en ayudar a Tatiana aun creyéndola una ratera (entre otras cosas), aunque poco a poco su apoyo deja de ser del todo desinteresado… la pasión y el deseo es lo que tienen jejeje.
La ambientación, estupenda. No importan si están sobre la cubierta de un barco o pisando suelo inglés, en todo momento te haces una idea del entorno y visualizas cada escena sin problema. Vestuario, decoración, paisajes… el marco perfecto para una estupenda historia de amor y aventuras que no os podéis perder.



domingo, 4 de septiembre de 2016

"Las feas también se enamoran. Edith" de Elizabeth Urian.

“Las feas también se enamoran. Edith.” de Elizabeth Urian.

Libro 3 de la serie Las feas también los enamoran
Érase una vez, un duque en busca del amor, pero que nunca tuvo suerte.
Érase una vez, una plebeya que lo amaba.
Érase una vez un rocambolesco plan para unirles….
Aunque en principio, este no es un cuento de hadas ni la protagonista una hermosa dama.
Por su aspecto, Edith Bell nunca ha tenido pretendiente alguno. Jeremy, en cambio, apuesto duque de Dunham, no consigue que ninguna mujer permanezca a su lado. Su relación es cualquier cosa menos cordial y sus encuentros un desafío que alterará la idílica convivencia de quienes les rodean. 
A pesar de las desavenencias y con una «pequeña» ayuda, ambos caerán en un plan que les llevará a creer que el amor viene de la mano de quien menos te lo esperas.

Opinión:
Vale, esta es la tercera de la serie y en ese puesto la he leído pero cómo primero me había leído la cuarta… en fin, un jaleo. Si estáis pensando en poneros con esta serie (deberíais, merece la pena) os recomiendo leerlas en orden jejeje
Y ahora vamos a lo que nos ocupa: la historia de James y Edith.
Evidentemente sigue la misma línea argumental del resto, sin embargo cada relato es diferente al anterior. Las dispares personalidades de los protagonistas, los lugares en el que se desarrollan las novelas y las dispares situaciones que viven los personajes, impiden que resulten repetitivas a pesar de tener un denominador común: la fea.
Un cosa que creo no he comentado en las otras reseñas, es que me encanta precisamente eso, que las protagonistas sean feas. Porque en el mundo no solo hay gente guapa y las menos afortunadas físicamente también (como reza el título) se enamoran, sienten, padecen y merecen ser amadas.
En cuanto a estos protagonistas en particular, decir que me han encantado las constantes trifulcas, las ingeniosas batallas dialécticas, las pullas que se lanzan a la menor oportunidad… son muy divertidos. Y claro, me ha encantado como, poco a poco, James se ha ido dando cuenta de que la fea y enojosa vecina resultaba algo más que interesante.
Como siempre, estupendas las descripciones, maravillosos los modales de los personajes por lo adecuados y estupenda la forma en que, una vez más, Elizabeth Urian consigue enamorar a nuestro reacio protagonista, descubriéndole a la mujer llena de virtudes que se oculta tras ese rostro poco agraciado. Forman una pareja estupenda, con la que he disfrutado muchísimo.
Los secundarios, a los que tenemos el placer de reencontrar en la última de las novelas de la serie, me han encantado. La abuela de james, por lo intrigante y decidida. Leonor, prudente y comedida se mantiene en un discreto segundo plano dado su condición de dama de compañía, pero algunas de sus reacciones nos dan alguna que otra pista sobre lo que puede llegar a suceder en la cuarta entrega (no digo más, que luego todo se sabe jejeje) y por último, el encantador, alegre y dicharachero Jonathan, con su inseparable y deslenguado guacamayo.
Una historia preciosa e ingeniosa que no os podéis perder.




"Las feas también se enamoran. Deirdre" de Elizabeth Urian

“Las feas también se enamoran. Deirdre” de Elizabeth Urian.

Después de muchos años como solterona, el padre de Deirdre hace algo detestable: la obliga a contraer matrimonio. Por ello debe abandonar su Inglaterra natal para trasladarse a Escocia, donde acabará casada con Liam McDougall, un apuesto escocés que no soporta su aspecto.
Acostumbrada a no gustar, Deirdre fingirá que no le afecta...
¿Se darán cuenta de que la apariencia no es tan trascendente cuando entra en juego el amor?
Opinión
Hacía tiempo que tenía pendiente terminar la seria de “Las feas…” de Elizabeth Urian y por fin lo he hecho. Eso sí, de la manera totalmente anárquica, es lo que tiene no fijarse que la serie lleva un orden y que es bastante recomendable seguirlo… yo he ido por libre y esta novela, que es la segunda, la he leído la última. Aunque casi hasta me alegro, porque aunque todas me han gustado mucho, esta, sin duda, ha sido la que más, un broche de oro para una seria maravillosa.
Igual de entretenida, divertida e ingeniosa que el resto, esta historia, además, cuenta con un noseque diferente. Quizás que la trama se desarrolle en las Tierras Altas de Escocia; que el protagonista, de mano, sea un capullo, convirtiendo en todo un reto que terminen enamorados o que Deirdre, nuestra chica, sea a mí entender la más fea de las cuatro, aunque también me ha parecido la más decidida, con un coraje digno de admiración y mucha mano derecha, mucha dignidad y también mucho amor propio.
Me ha encantado la forma en que desde un principio se enfrenta a su impuesto marido, sin dejarse impresionar por su apostura (al menos no dejándolo entrever) y hablándole sin tapujos, asentando las bases de un matrimonio que ninguno de ellos desea pero que es un hecho y, por el bien común, sería recomendable llevar lo mejor posible. Negándose a ser utilizada y humillada; demostrando que es más que un rostro horrible y un cuerpo deseable; exigiendo el respeto que se merece como persona, mujer y esposa; encandilando a todo el mundo con su carácter alegre y amable, demostrando que, como dice el dicho: la belleza está en el interior. Lo dicho, me ha parecido la protagonista más carismática.
De Liam, de mano, se podría decir mucho y nada bueno, pero voy a ser buena porque el muchacho no es mala persona y al final se hace querer. Y poco a poco va descubriendo a la verdadera Deirdre, olvidándose de la fea fachada que tanto le desagradaba en un principio. Me ha gustado especialmente el momento (SPOILEEEEER)…. en que se deja llevar y la besa por primera vez, ahí pensé: ¡Ya está, este se ha caído con todo el equipo! Jejeje (FIN DEL SPOILER)
La ambientación: discreta y perfecta. Pequeñas pinceladas que te permiten disfrutar del maravilloso paisaje escoces o las acogedoras estancias del castillo de los McDougall. Diálogos ingeniosos y ágiles, además de un vocabulario cuidado y muy adecuado, ayudan sin problema a situar la historia en la época adecuada.
Un argumento sencillo, sin más drama que el de un amor no correspondido, pero que engancha desde principio. La necesidad de saber cómo algo que empieza tan mal puede terminar bien, es la madre de este vicio nuestro. Si además, la historia está bien escrita, es divertida, emotiva y original, tenemos todos los ingredientes para que la novela nos guste sí o sí.
Totalmente recomendable ^_^




martes, 16 de agosto de 2016

"Una mujer insignificante" de Marcia Cotlan

Una mujer insignificante
Penelope Murray acaba de quedarse huérfana y la escasa herencia de su padre pasa a manos de un familiar lejano, el coronel Burton-Jones. La joven carece de encantos para encontrar un marido y tampoco pone demasiado interés en ello. Como con su exigua renta casi no puede vivir, acepta compartir la casita de campo en la que vive una prima de su padre, en el condado de Morningdale, al sur de Inglaterra. Lo que desconoce Penelope es que uno de sus vecinos será el atractivo, malhumorado y cruel coronel Burton-Jones, un hombre amargado por un terrible secreto que lo destrozó.
Ninguno de los dos espera que la vida los sorprenda y, sin embargo, una atracción devastadora que ambos tratarán de refrenar los arrastra sin remedio...
Opinión:
Una historia maravillosa, sencilla y tierna que me ha recordado un montón a las historias de hace (muchos) años, no sé si por la ambientación, la trama o los protagonistas en sí, el caso es que me la he ventilado en un abrir y cerrar de ojos y no porque la historia sea cortita (que lo es), sino porque una vez que empiezas a leer ya no puedes dejarla. Las batallas dialécticas entre Penelope y el coronel son ingeniosas y divertidas, ponen de manifiesto el fuerte carácter de ella, su inteligencia y su coraje y nos muestran a un hombre que, aunque resentido y amargado por un secreto que lo consume, también posee sentido del humor, no le falta inteligencia y que disfruta provocando a la muchacha por el simple placer de verla rebatir sus palabras.
La atracción que sienten el uno por la otra, incitada en principio por la curiosidad,  es evidente desde el mismo instante que sus miradas se encuentran. Poco a poco la curiosidad inicial dará paso al verdadero interés y sin que se den cuenta, afloraran los sentimientos.
Confieso que siempre me han gustado los protagonistas masculinos un poquito gruñones y atormentados y el coronel Burton-Jones es de esos... es evidente que me ha enamorado. Si amargura le lleva a ser desagradable, déspota y grosero con cualquiera que se le ponga a tiro sin el menor remordimiento (sí, es un poco cabroncete). Pero estos protagonistas son los mejores, porque los ves evolucionar, notas los cambios de actitud y como, sin apenas ser consciente de ello, se enamora perdidamente de la chica, y todo sin perder un ápice de dignidad ni su esencia (porte, autoridad... vamos que no se convierte en un blandengue).
En cuanto a Penelope, decir que me ha gustado muchísimo. Es una mujer que a pesar de su aspecto, de su falta de roce social y su maltrecha situación económica, tiene las ideas claras y firmes convicciones. Es decidida, inteligente e ingeniosa... vamos, la mujer ideal para el gruñón del coronel.
Y aunque ya he comentado que la novela es corta, la trama se desarrolla de manera fluida, sin prisas ni atropellos, cada cosa en su momento y con una ambientación estupenda que, sin exceso de descripciones, te permite visualizar cada escena, cada momento y reunión. Y además, está estupendamente bien escrita, porque Marcia Cotlan, además de contar maravillosas historias de amor, escribe de cine.
"Una mujer insignificante", una novela totalmente recomendable para una tarde más que agradable.

sábado, 13 de agosto de 2016

"Lazo eterno" de Lucía de Vicente


“Lazo eterno”, Lucía de Vicente.
El misterioso empresario Marcos Pessaro tiene la misión de proteger a Marina, una exitosa escritora de novelas de vampiros a quienes presiente y por quienes se siente acechada. A pesar de la poderosa atracción que existe entre ellos, él pone toda su voluntad en cumplir su difícil cometido.
Marina es inocente, impulsiva, valiente y... mortal.

Marcos es metódico, manipulador, oscuro y... vampiro.
La pasión y el amor les hace vulnerables, pero el Destino es su aliado, el único que puede conseguir que se vean atrapados en el Lazo Eterno, capaz de unir para siempre su existencia. Pero el tiempo corre en su contra, y este no es su único enemigo.

Opinión:
Hacía un montón que no leía una novela de vampiros y a esta le tenía ganas, así que en cuanto pude me puse con ella y la he disfrutado muchísimo. Porque a pesar de que en este caso, nuestro amigo de afilados colmillos y los de su especie, no son los típicos no muertos con buenas intenciones guardianes de los simples mortales, sino una raza oscura y peligrosa, con siglos de antigüedad y mucho poder en el mundo empresarial y político, resultan igualmente irresistibles, sobre todo Marcos, el prota (vamos, que yo, por intimidante que pueda resultar en alguna que otra ocasión, firmaba pero ya para enlazarme a él eternamente). Muy duro, muy frió, muy “yo no tengo sentimientos”, pero al final se enamora hasta las trancas como cualquier hijo de vecino… me encanta.
Siempre digo que para escribir paranormal hay que tener mucha, pero mucha imaginación y Lucía de Vicente, con esta historia, ha demostrado tenerla. Me ha parecido, original, fresca y diferente a otras historias sobre vampiros. Cuenta con una de esas tramas que enganchan desde el principio, bien escrita, perfectamente hilada y aderezada con buenas dosis de intriga y acción. Tampoco faltan momentos de tensión y peligro, y por supuesto pasión, porque la química entre Marco y Marina es incuestionable, aunque ellos se esfuercen en negarlo y evitar lo que sienten por el otro.
Y se esfuerzan, creedme, porque son igual de tercos (vale, y tienen motivos más que de sobra para no querer enredarse con alguien de otra especie).
El personaje de Marco me ha encantado (ya lo he dicho, ¿verdad?), porque a pesar de ser un hombre con siglos de experiencia a sus espaldas, de su poder y fortaleza (y que además está como un tren), las reacciones de Marina siempre terminan por descolocarlo y el resultado no tiene desperdicio.
Con Marina he tenido sentimientos encontrados, porque si bien es una joven decidida, inteligente e intuitiva, en algunas ocasiones ha llegado a sacarme de quicio… pero es buena chica y tiene excusa, porque a ver quién es la guapa que no mete la pata y la lía parda en una situación como la que le ha tocado vivir a ella.
No voy a contaros detalles del argumento ni los motivos por los que estos dos están juntos, lo bueno es leer la novela y descubrir por un@ mism@ que la historia de Marco y Marina merece la pena, que es adictiva, entretenida y fantástica.





domingo, 7 de agosto de 2016

"El valor de una condesa" de Elena Bargues


El valor de una condesa.

1871. Juan Martín abandona la antigua colonia española de California, que ha pasado a ser estadounidense, huyendo de un sangriento pasado para asentarse en España. El político Sagasta, informado de sus necesidades y al tanto de su pasado, le propone un matrimonio de conveniencia durante seis meses con una condesa de Ramales (Cantabria) con la finalidad de que detenga el avance carlista por el valle cántabro y de que proteja una red de espionaje, Brezal, que es fundamental para conocer los planes de los seguidores de don Carlos.
Begoña es forzada a contraer matrimonio con el conde de Nogales, un hombre mayor. A la muerte de éste, se encuentra en un aprieto cuando los carlistas pretenden obligarla de nuevo a contraer matrimonio para hacerse con el título, las tierras y el control del valle. Deseosa de cobrarse venganza por el asesinato de su padre y por el horrible matrimonio impuesto con el conde de Nogales, propone a Sagasta un matrimonio pactado con la persona que él juzgue idónea para evitar que los sediciosos se adueñen del valle. Cuando conoce al falso marido, descubre que oscuros secretos los separan irremediablemente, a pesar de la atracción que ejerce sobre ella.

«Novela finalista del VI Certamen de Novela Romántica Vergara-RNR»

Opinión:
Hace unos meses tuve el placer de descubrí el gran talento de Elena Bargues al leer su novela “Tú como el viento del sur”, una novela contemporánea y maravillosa, ambientada (principalmente) en Santander, que me gustó muchísimo. (http://detodounpococomoenbitica.blogspot.com.es/2015/11/tu-como-el-viento-del-sur-de-elena.html)
De nuevo, hace unos días, me perdí por tierras cántabras, por sus montes y sus pueblos, de la mano de esta gran autora y su novela “El valor de una condesa”.
Si me gustó el estilo actual de la autora, confieso que con esta novela histórica me ha cautivado por completo. No solo por  lo muy bien escrita que está, sino (una vez más) por lo detallado de sus descripciones, que te permiten recrear paisajes, estancias y objetos como si estuvieras allí, como si los tuvieras delante. Así de magníficas son sus descripciones (posiblemente, el rasgo más destacable de la forma de escribir de Elena). Además, hay que añadir una trama estupendísima que se desarrolla en una época de inestabilidad política que, por supuesto, está recreada a la perfección, entremezclando de manera magistral realidad y ficción, destacados personajes históricos con los creados por la imaginación de la escritora, consiguiendo así un equilibrio ideal que hace creíble esta novela en la que la intriga, la desconfianza y el peligro van de la mano y dan forma a la obra.
De los protagonistas, destacar lo mucho que me impresionó Juan nada más aparecer en escena. Enseguida te das cuenta de que es un hombre cabal, prudente, de aguda inteligencia y rápido de reflejos. No pude dejar de admirar su manera de proceder, tanto en su entrevista con Sagasta como con Begoña al llegar a su nuevo hogar. Es de esos personajes que destilan seguridad, que dan confianza, que sabes que no van a fallar en aquello que se proponen (imponer el orden en la comarca y conquistar el corazón de la condesa… casi nada jejeje), que con cada actuación o comentario, demuestran su inteligencia y sagacidad; sus actos pondrán de manifiesto un arrojo y un temple dignos de admiración; su decisión y mano derecha con las gentes del pueblo, delatan su astucia; su comportamiento para con Begoña, la forma en que poco a poco y de forma muy calculada va derritiendo la fría coraza que la envuelve; su osadía, su imponente físico… Creo que no es necesito continuar, seguro que ya os habréis hecho una idea de lo maravilloso y perfecto que es este hombre, de verdad os lo digo: merece la pena conocerlo.
Qué decir de Begoña, la condesa, pues que es la pareja ideal para Juan. Es una mujer fuerte, con mucho coraje y, sobre todo, decidida a coger las riendas de su vida, a no dejarse mangonear por ningún hombre… Desconfiada y un tanto arisca; sensible y apasionada; inteligente y temeraria, así es nuestra valerosa Condesa: una mujer de armas tomar.
Como veis, un pareja explosiva, con mucha afinidad y mucha química fluyendo entre ellos, que compartirán momentos tiernos, tensos, angustiosos, distendidos y, por supuesto, apasionados.
Los secundaros, gente de pueblo en su mayoría y los hermanos de Juan, aportan su granito de arena para redondear la trama con sus viejas historias, su participación en uno u otro bando y algunos (los más jóvenes) añadirán pinceladas de frescura y romance que aligeran la tensión de otros momentos menos propicios y seguros, en los que el peligro y la tensión (allá en los montes) logra masticarse.
Con un argumento como este y unos personajes como Begoña, Juan y compañía, el entretenimiento y el placer están asegurados, ¿no os parece?
¡Cien por cien recomendable!