martes, 16 de agosto de 2016

"Una mujer insignificante" de Marcia Cotlan

Una mujer insignificante
Penelope Murray acaba de quedarse huérfana y la escasa herencia de su padre pasa a manos de un familiar lejano, el coronel Burton-Jones. La joven carece de encantos para encontrar un marido y tampoco pone demasiado interés en ello. Como con su exigua renta casi no puede vivir, acepta compartir la casita de campo en la que vive una prima de su padre, en el condado de Morningdale, al sur de Inglaterra. Lo que desconoce Penelope es que uno de sus vecinos será el atractivo, malhumorado y cruel coronel Burton-Jones, un hombre amargado por un terrible secreto que lo destrozó.
Ninguno de los dos espera que la vida los sorprenda y, sin embargo, una atracción devastadora que ambos tratarán de refrenar los arrastra sin remedio...
Opinión:
Una historia maravillosa, sencilla y tierna que me ha recordado un montón a las historias de hace (muchos) años, no sé si por la ambientación, la trama o los protagonistas en sí, el caso es que me la he ventilado en un abrir y cerrar de ojos y no porque la historia sea cortita (que lo es), sino porque una vez que empiezas a leer ya no puedes dejarla. Las batallas dialécticas entre Penelope y el coronel son ingeniosas y divertidas, ponen de manifiesto el fuerte carácter de ella, su inteligencia y su coraje y nos muestran a un hombre que, aunque resentido y amargado por un secreto que lo consume, también posee sentido del humor, no le falta inteligencia y que disfruta provocando a la muchacha por el simple placer de verla rebatir sus palabras.
La atracción que sienten el uno por la otra, incitada en principio por la curiosidad,  es evidente desde el mismo instante que sus miradas se encuentran. Poco a poco la curiosidad inicial dará paso al verdadero interés y sin que se den cuenta, afloraran los sentimientos.
Confieso que siempre me han gustado los protagonistas masculinos un poquito gruñones y atormentados y el coronel Burton-Jones es de esos... es evidente que me ha enamorado. Si amargura le lleva a ser desagradable, déspota y grosero con cualquiera que se le ponga a tiro sin el menor remordimiento (sí, es un poco cabroncete). Pero estos protagonistas son los mejores, porque los ves evolucionar, notas los cambios de actitud y como, sin apenas ser consciente de ello, se enamora perdidamente de la chica, y todo sin perder un ápice de dignidad ni su esencia (porte, autoridad... vamos que no se convierte en un blandengue).
En cuanto a Penelope, decir que me ha gustado muchísimo. Es una mujer que a pesar de su aspecto, de su falta de roce social y su maltrecha situación económica, tiene las ideas claras y firmes convicciones. Es decidida, inteligente e ingeniosa... vamos, la mujer ideal para el gruñón del coronel.
Y aunque ya he comentado que la novela es corta, la trama se desarrolla de manera fluida, sin prisas ni atropellos, cada cosa en su momento y con una ambientación estupenda que, sin exceso de descripciones, te permite visualizar cada escena, cada momento y reunión. Y además, está estupendamente bien escrita, porque Marcia Cotlan, además de contar maravillosas historias de amor, escribe de cine.
"Una mujer insignificante", una novela totalmente recomendable para una tarde más que agradable.

sábado, 13 de agosto de 2016

"Lazo eterno" de Lucía de Vicente


“Lazo eterno”, Lucía de Vicente.
El misterioso empresario Marcos Pessaro tiene la misión de proteger a Marina, una exitosa escritora de novelas de vampiros a quienes presiente y por quienes se siente acechada. A pesar de la poderosa atracción que existe entre ellos, él pone toda su voluntad en cumplir su difícil cometido.
Marina es inocente, impulsiva, valiente y... mortal.

Marcos es metódico, manipulador, oscuro y... vampiro.
La pasión y el amor les hace vulnerables, pero el Destino es su aliado, el único que puede conseguir que se vean atrapados en el Lazo Eterno, capaz de unir para siempre su existencia. Pero el tiempo corre en su contra, y este no es su único enemigo.

Opinión:
Hacía un montón que no leía una novela de vampiros y a esta le tenía ganas, así que en cuanto pude me puse con ella y la he disfrutado muchísimo. Porque a pesar de que en este caso, nuestro amigo de afilados colmillos y los de su especie, no son los típicos no muertos con buenas intenciones guardianes de los simples mortales, sino una raza oscura y peligrosa, con siglos de antigüedad y mucho poder en el mundo empresarial y político, resultan igualmente irresistibles, sobre todo Marcos, el prota (vamos, que yo, por intimidante que pueda resultar en alguna que otra ocasión, firmaba pero ya para enlazarme a él eternamente). Muy duro, muy frió, muy “yo no tengo sentimientos”, pero al final se enamora hasta las trancas como cualquier hijo de vecino… me encanta.
Siempre digo que para escribir paranormal hay que tener mucha, pero mucha imaginación y Lucía de Vicente, con esta historia, ha demostrado tenerla. Me ha parecido, original, fresca y diferente a otras historias sobre vampiros. Cuenta con una de esas tramas que enganchan desde el principio, bien escrita, perfectamente hilada y aderezada con buenas dosis de intriga y acción. Tampoco faltan momentos de tensión y peligro, y por supuesto pasión, porque la química entre Marco y Marina es incuestionable, aunque ellos se esfuercen en negarlo y evitar lo que sienten por el otro.
Y se esfuerzan, creedme, porque son igual de tercos (vale, y tienen motivos más que de sobra para no querer enredarse con alguien de otra especie).
El personaje de Marco me ha encantado (ya lo he dicho, ¿verdad?), porque a pesar de ser un hombre con siglos de experiencia a sus espaldas, de su poder y fortaleza (y que además está como un tren), las reacciones de Marina siempre terminan por descolocarlo y el resultado no tiene desperdicio.
Con Marina he tenido sentimientos encontrados, porque si bien es una joven decidida, inteligente e intuitiva, en algunas ocasiones ha llegado a sacarme de quicio… pero es buena chica y tiene excusa, porque a ver quién es la guapa que no mete la pata y la lía parda en una situación como la que le ha tocado vivir a ella.
No voy a contaros detalles del argumento ni los motivos por los que estos dos están juntos, lo bueno es leer la novela y descubrir por un@ mism@ que la historia de Marco y Marina merece la pena, que es adictiva, entretenida y fantástica.





domingo, 7 de agosto de 2016

"El valor de una condesa" de Elena Bargues


El valor de una condesa.

1871. Juan Martín abandona la antigua colonia española de California, que ha pasado a ser estadounidense, huyendo de un sangriento pasado para asentarse en España. El político Sagasta, informado de sus necesidades y al tanto de su pasado, le propone un matrimonio de conveniencia durante seis meses con una condesa de Ramales (Cantabria) con la finalidad de que detenga el avance carlista por el valle cántabro y de que proteja una red de espionaje, Brezal, que es fundamental para conocer los planes de los seguidores de don Carlos.
Begoña es forzada a contraer matrimonio con el conde de Nogales, un hombre mayor. A la muerte de éste, se encuentra en un aprieto cuando los carlistas pretenden obligarla de nuevo a contraer matrimonio para hacerse con el título, las tierras y el control del valle. Deseosa de cobrarse venganza por el asesinato de su padre y por el horrible matrimonio impuesto con el conde de Nogales, propone a Sagasta un matrimonio pactado con la persona que él juzgue idónea para evitar que los sediciosos se adueñen del valle. Cuando conoce al falso marido, descubre que oscuros secretos los separan irremediablemente, a pesar de la atracción que ejerce sobre ella.

«Novela finalista del VI Certamen de Novela Romántica Vergara-RNR»

Opinión:
Hace unos meses tuve el placer de descubrí el gran talento de Elena Bargues al leer su novela “Tú como el viento del sur”, una novela contemporánea y maravillosa, ambientada (principalmente) en Santander, que me gustó muchísimo. (http://detodounpococomoenbitica.blogspot.com.es/2015/11/tu-como-el-viento-del-sur-de-elena.html)
De nuevo, hace unos días, me perdí por tierras cántabras, por sus montes y sus pueblos, de la mano de esta gran autora y su novela “El valor de una condesa”.
Si me gustó el estilo actual de la autora, confieso que con esta novela histórica me ha cautivado por completo. No solo por  lo muy bien escrita que está, sino (una vez más) por lo detallado de sus descripciones, que te permiten recrear paisajes, estancias y objetos como si estuvieras allí, como si los tuvieras delante. Así de magníficas son sus descripciones (posiblemente, el rasgo más destacable de la forma de escribir de Elena). Además, hay que añadir una trama estupendísima que se desarrolla en una época de inestabilidad política que, por supuesto, está recreada a la perfección, entremezclando de manera magistral realidad y ficción, destacados personajes históricos con los creados por la imaginación de la escritora, consiguiendo así un equilibrio ideal que hace creíble esta novela en la que la intriga, la desconfianza y el peligro van de la mano y dan forma a la obra.
De los protagonistas, destacar lo mucho que me impresionó Juan nada más aparecer en escena. Enseguida te das cuenta de que es un hombre cabal, prudente, de aguda inteligencia y rápido de reflejos. No pude dejar de admirar su manera de proceder, tanto en su entrevista con Sagasta como con Begoña al llegar a su nuevo hogar. Es de esos personajes que destilan seguridad, que dan confianza, que sabes que no van a fallar en aquello que se proponen (imponer el orden en la comarca y conquistar el corazón de la condesa… casi nada jejeje), que con cada actuación o comentario, demuestran su inteligencia y sagacidad; sus actos pondrán de manifiesto un arrojo y un temple dignos de admiración; su decisión y mano derecha con las gentes del pueblo, delatan su astucia; su comportamiento para con Begoña, la forma en que poco a poco y de forma muy calculada va derritiendo la fría coraza que la envuelve; su osadía, su imponente físico… Creo que no es necesito continuar, seguro que ya os habréis hecho una idea de lo maravilloso y perfecto que es este hombre, de verdad os lo digo: merece la pena conocerlo.
Qué decir de Begoña, la condesa, pues que es la pareja ideal para Juan. Es una mujer fuerte, con mucho coraje y, sobre todo, decidida a coger las riendas de su vida, a no dejarse mangonear por ningún hombre… Desconfiada y un tanto arisca; sensible y apasionada; inteligente y temeraria, así es nuestra valerosa Condesa: una mujer de armas tomar.
Como veis, un pareja explosiva, con mucha afinidad y mucha química fluyendo entre ellos, que compartirán momentos tiernos, tensos, angustiosos, distendidos y, por supuesto, apasionados.
Los secundaros, gente de pueblo en su mayoría y los hermanos de Juan, aportan su granito de arena para redondear la trama con sus viejas historias, su participación en uno u otro bando y algunos (los más jóvenes) añadirán pinceladas de frescura y romance que aligeran la tensión de otros momentos menos propicios y seguros, en los que el peligro y la tensión (allá en los montes) logra masticarse.
Con un argumento como este y unos personajes como Begoña, Juan y compañía, el entretenimiento y el placer están asegurados, ¿no os parece?
¡Cien por cien recomendable!


sábado, 16 de julio de 2016

"La serpiente peluda" de Ana Álvarez

“La serpiente peluda” de Ana Álvarez
Cuando Leticia era una adolescente estaba enamorada de Oliver, el hermano de su mejor amiga. Para su enorme tristeza, tuvo que marcharse con su familia a otra ciudad, pero antes de despedirse prometió que cuando volviera sería una mujer guapa y segura de sí misma y que se casaría con él. Ya no sería más esa niña fea y torpe a la que en el colegio llamaban la Serpiente peluda.
Siete años después, Leticia vuelve convertida en una chica preciosa, aunque sigue siendo un tanto torpe... y el primer encuentro con el chico de sus sueños no puede ser más desastroso.
Oliver, es un hombre hosco, gruñón y un soltero empedernido reacio al compromiso. Sin embargo, se ve atrapado por el encanto de Leticia y su empeño en conquistarle, debatiéndose entre la obligación de sacarla de los muchos líos en los que se mete y lo que, en contra de sus deseos, poco a poco empieza a sentir por ella.
Opinión:
No sé qué tienen las historias de Ana Álvarez que me enganchan nada más empezar a leer. Quizás la cuidada sencillez (que no simpleza) de su escritura, lo humano y cercano de sus personajes o su capacidad para transmitir emociones, sensaciones y sentimientos. El caso es que, una vez más, me ha cautivado, emocionado y sobre todo divertido. Porque me he reído muchísimo con algunas escenas. Hay una en especial (la del pobre y maltrecho perchero), con la que me he desternillado literalmente por lo auténtica y bien traída que está. Pero como esa hay otras que también derrochan sentido del humor, ingenio y también ternura.
Me he enamorado de Oliver a pesar de su mal genio y sus bufidos. Me he enamorado de él gracias a Leticia y su amor por él, bueno, y porque en el fondo, aunque un poco capullo, se hace querer el muchacho; pero quien en verdad me ha fascinado ha sido ella: Leticia. Protagonista indiscutible de esta historia. Es dulce, divertida, cabezota y muy, pero que muy decidida… sí, no se me olvida que también es la mujer más patosa del mundo mundial. Además de eso, es fuerte, porque si hay un rasgo que destacar de su personalidad, es su fortaleza, la capacidad que tiene para superar las adversidades, de sobreponerse a los golpes (de todo tipo) y seguir adelante con la cabeza bien alta y una sonrisa en los labios, tragándose el dolor y la decepción.
¡Qué gran personaje para una bonita historia de amor!
Me ha encantado ser testigo de cómo Oliver, a pesar de sus arraigados ideales de soltería e independencia, se ha ido colgando de Leti hasta reconocer (muy a su pesar) que está loco por ella. A sido un enamoramiento gradual, que adivinabas en pequeños detalles que él prefería ignorar… al final se cae con todo el equipo el pobre jejeje
Sublime la forma en que Leticia se las ingenia para llamar su atención y poco a poco, cautivarlo, haciéndome vibrar con cada beso, cada caricia y ese deseo irrefrenable que sienten el uno por la otra, porque ya he dicho que esta autora consigue plasmar las emociones y los sentimientos de tal manera que durante unos instantes te sientes en la piel de la protagonista (quién fuera ella)
De la trama no hay mucho que decir, básicamente se centra en ellos dos, su relación y las consecuencias de ese acercamiento que ella lleva años deseando y que él… bueno, a él es para echarle de comer a parte. Destacar la intervención de Eva (amiga de Leticia y hermana de Oliver), confidente, cómplice, un poco Pepito Grillo e incondicional de Leticia, que no duda en darle un tirón de orejas a su hermano cuando lo merece (¡y se lo merece!).

Ágil, divertida, tierna y apasionada, así es la historia de Leticia y Oliver. Una historia de las que se leen con la sonrisa puesta y a la que merece la pena darle una oportunidad.

jueves, 14 de julio de 2016

"El mar en tus ojos" Nieves Hidalgo


“El mar en tus ojos” de Nieves Hidalgo

Nicholas Russell, Conde de Leyssen, es llamado a la presencia de Isabel I Tudor para encargarle una misión que le alejará de su amado Londres: localizar al corsario Cook. Un cometido complicado y peligroso que le obliga a cruzar el océano, mezclarse con los peores filibusteros de Tortuga, y acabar enrolado a la fuerza en el Melody Sea, la nave del sujeto al que persigue. Para su asombro, el capitán Cook resulta ser una mujer. 
Solo su ingenio podrá mantenerlo con vida mientras intenta cumplir las órdenes de su soberana, sin dejarse atrapar en las redes de un amor que le está prohibido. 
Entretanto, el enfrentamiento militar entre Inglaterra y España continúa, se intensifica, e Isabel I da carta blanca a Francis Drake para atacar las costas de la península. 
Nadie puede imaginar que el abordaje a la nave de Su Graciosa Majestad, cuando viaja para llevar a cabo un posible acuerdo de no agresión con Felipe II, supondrá un giro completo en la vida de Andy Cook. 
Batallas en alta mar contra los buques de la Corona Española, reyertas portuarias, compañerismo entre corsarios... Un secreto que solo se descubrirá al final. Aventura y amor tanto en las verdes y cristalinas aguas del mar Caribe, como en la corte de La Reina Virgen.

Opinión:
Leer a Nieves Hidalgo nunca defrauda. Una vez más me ha cautivado con su prosa, me ha enganchado la historia (he cambiado mi cabezada de después de comer por un ratito a bordo del Melody Sea) y me han enamorado sus protagonistas. Tan fuertes, decididos, testarudos, temerarios… sí, en esta ocasión ambos son igual de audaces, y ante todo leales (a su país, a sus hombres o a la persona que aman).
Andy Cook puede ser muchas cosas, pero si hay algo que no es, es una damisela en apuros, primero porque no es una dama y segundo porque los apuros los busca ella. Aunque sabe defenderse sola más que de sobra y no se amilana ante ningún peligro. Me ha encantado. Además de intrépida, es inteligente, ingeniosa, temperamental. Una mujer segura de sí misma y del papel que le ha tocado jugar en la vida. Creo que Nieves ha logrado darle la personalidad perfecta al capitán del barco corsario.
De Nicholas puedo decir que me enamoró desde el primer momento. Su descaro, su franqueza para con la reina (corriendo el riesgo de enojarla), sus modales impecables cuando la ocasión lo requiere, su arrogancia, su coraje y determinación… la forma en que constantemente provoca y desafía a Andy (a riesgo de terminar colgado del palo mayor… definitivamente le gusta vivir peligrosamente o tiene la mala suerte de acercarse demasiado a mujeres poderosas y con muy malas pulgas jejeje) para luego defenderla a como de lugar cada vez que la cree en peligro. Todo un caballero, al que tener que hacerse pasar por un filibustero le sienta de maravilla, aunque a él la situación no le agrade demasiado.
Destacar el “cameo” de la reina Isabel I. Incluir personajes reales (y con tanto peso histórico) siempre me ha parecido algo complicado y digno de admiración. Hay que hilar muy fino y documentarse muy bien…, pero lo cierto es que aportan un punto de veracidad a la historia muy interesante. Aunque una historia como esta no hubiera necesitado de ninguna vieja gloria para resultar creíble. Por sí sola, la historia a bordo del barco pirata, resulta de lo más real.
La autora habla del navío, sus componentes y manejo con la soltura de una experta (buen trabajo de documentación). Los abordajes, la lucha (casi parecía estar escuchando el chocar de las espadas y los enardecidos gritos de los hombres), las consecuencias de estos enfrentamientos… no ha escatimado en detalles para hacernos vivir la emoción del pillaje, la euforia del vencedor… vamos, que casi que me he sentido una más en el Melody.
Y la trama, en un principio y en apariencia sencilla, no ha dejado de sorprenderme. Constantemente pasan cosas, giros inesperados que te ponen el corazón a cien y te llevan a seguir leyendo, intuyendo que la cosa aún se puede complicar más y no se va a solucionar así como así. Situaciones de esas que te hacen pensar: ¡Ahora no, hombre!
Pero con sobresaltos o despropósitos, la he disfrutado muchísimo, porque es una estupenda novela de aventuras, amor, pasión y ternura, que terminas de leer con una sonrisa en los labios.
Totalmente recomendable.




lunes, 4 de julio de 2016

"Trazos secretos" Díaz de Tuesta

Richard Arlington abandonó el Servicio Secreto inglés cuando tuvo que asumir el título de Duque tras la muerte de su hermano mayor. No echaba de menos aquella vida y no deseaba volver a ella, pero cuando su hermano menor, Charles, es asesinado, no le queda más remedio que hacerlo. Charles murió mientras investigaba la posibilidad de que un pintor español fuese «la Sombra», uno de los espías más activos y sanguinarios de los últimos tiempos. Richard deberá descubrir la verdad, a pesar de su relación con Ana, la hija del pintor, a la que conoció en Madrid varios años antes y a la que nunca ha olvidado…
Por su parte, la vida de Ana nunca fue fácil. De familia humilde, el ascenso de su talentoso padre en una Corte española socavada por las intrigas, solo les deparó problemas. Conoció a Richard en un momento difícil, cuando tenía el corazón roto por su primer amor. Luego, ya no pudo apartarlo de sus pensamientos.
El reencuentro de ambos y los sucesos siguientes envueltos en un entramado de pasiones, intrigas, sospechas y reproches, será el principio de un largo camino, complicado y oscuro.
Sin embargo, no se puede luchar contra los impulsos del corazón.

Opinión:
“Trazos secretos” es una novela que os recomiendo desde ya.
Es estupenda, entretenida, emocionante, intrigante… es de esas historias que te atrapan nada más empezar a leer, porque desde el principio surgen incógnitas, te genera dudas y te hace sospechar y especular sobre lo que realmente ha pasado o está por llegar.
Cuenta con una trama compleja y bien desarrollada que te mantiene expectante; tiene un ritmo trepidante que la autora ha logrado mantener hasta el final… mucha acción, mentiras, medias verdades y enredos son la clave para conseguirlo.
La ambientación (sin importar la localización: Inglaterra, España o Kaifar) resulta maravillosa. Las descripciones de atuendo, estancias o paisajes, sutiles y en su justa medida, te sitúan sin problema en cada uno de estos lugares. La ideología y pensamientos de los personajes, su comportamiento y sus actos, los define y los dota de personalidad a todos y cada uno de ellos, además de que ayuda a reflejar la época que les ha tocado vivir, la situación política, las costumbres, las normas sociales…
Quiero destacar (sin hacer spoiler) una conversación que tiene lugar sobre la cubierta de un barco entre Richard y el padre de Ana de camino a Kaifar: sublime. Esa escena, sin duda, daría pie a un buen debate, porque en cierta forma cada idea, cada concepto que expresan podría aplicarse perfectamente a la situación actual… además de que nos permite descubrir el talante de estos dos hombres tan diferentes en apariencia, pero que después de todo no piensan de forman tan dispar (al menos en algunos puntos).
Los personajes, todos ellos, juegan un papel importante en la trama, son como esas pequeñas fichas de un puzzle de tropecientas mil piezas, que por sí solas no parecen decir nada, pero una vez se van uniendo al resto hacen que todo cobre sentido, porque desde el primero hasta el último tiene su importancia. Y además nos darán más de una sorpresa.
En cuanto a los protagonistas, decir que son un tanto atípicos. Richard, debido a la educación que ha recibido (y quizás un poquito también por la ocupación que ha tenido en el pasado) puede resultar un hombre encantador, tierno e irresistible para, un segundo después, volverse detestable y despiadado (reacciones que creo están debidamente justificadas y en cierta forma son comprensibles dadas las circunstancias y la época en la que tienen lugar los hechos).
Ana, una joven de apariencia dulce, cariñosa y pendiente en todo momento de su quiero padre, resultará ser una caja de sorpresas. Decidida, inteligente, audaz, empecinada y poseedora de un gran coraje. En absoluto es la típica damisela en apuros… bueno, quizás sí lo sea porque en más de uno se verá enredada, pero no siempre necesitará ayuda para salir bien parada. Y a pesar de ello, no deja de ser un poco ingenua e inocente, al menos en algunos aspectos.
Ambos son temperamentales y de carácter fuerte, algo que les hace chocar constantemente, que les mantiene enfrentados y discutiendo, pero la atracción y el deseo que sienten por el otro tiene sobre ellos el efecto contrario y separarse, no verse, no estar juntos a pesar de todo lo que está sucediendo, no es una opción. La química que fluye entre Richard y Ana desde el inicio de la novela es extraordinaria y la pasión (quizás debería decir el deseo jejeje), será la que domine su relación en todo momento.
No voy a contar nada del argumento, como ya he comentado es intricado y lo mejor es leer el libro y disfrutarlo por un@ mism@, porque de verdad merece la pena darle una oportunidad, descubrir esta historia a la que no le falta detalle, en la que todo tiene un motivo y sucede por algo, nada ocurre de manera fortuita. Está perfectamente hilada y todo atado y bien atado. Cuenta con una prosa maravillosa, amena y fluida que te absorbe, que te mete de lleno en la historia, porque estás deseando averiguar si tus sospechas son acertadas y cómo terminará todo ese embrollo.
Intrigante, apasionante; una historia de amor tortuosa y tierna a la vez, marcada por el drama, la traición y los engaños. Una historia sobre la que se podría hablar largo y tendido porque tiene mucha miga. Una historia perfecta que sin duda hay que leer.


sábado, 7 de mayo de 2016

"Por ti, Alexandros" de Mery Eirabella.

Por ti, Alexandros, de Mery Eirabella
 Libro 2º de la Serie Secret Life
Anastasios Chrysomallis, heredero del mayor imperio hotelero y empresarial de Grecia, ha cumplido con las normas que su estatus y posición social le exigen: formar una familia y vivir de forma discreta ocultando su declarada homosexualidad. Sin embargo, su mundo se desmorona cuando su esposa muere y su suegro, para hacerse con la custodia de su nieto, le declara la guerra dispuesto a destrozar su imagen pública.
Sakis decide poner tierra de por medio y abandona Atenas para establecerse en Mykonos donde se encuentra con su buen amigo Kostas. Ambos hombres inician una relación que acaba siendo de dominio público. La prensa se ceba con Anastasios y comienza el eterno debate: ¿puede un hombre homosexual hacerse cargo de la educación de un niño?
Pero Sakis no está solo para enfrentarse con todo lo que se le viene encima. Colin O'Donnell aparece en su puerta para acompañarlo y apoyarlo, dejando muy claro que su relación está muy lejos de haberse terminado.

Opinión:
Cuando conocí a Anastasios (Sakis) en “Nunca digas nunca”, no pensé que la siguiente historia de la serie sería la suya, más que nada porque, centrada como estaba en lo que ocurría entre Colin y Jared, no le di demasiada importancia a este secundario que tenía más peso del que quise concederle. Que tenga su propia historia lo confirma. Que Colin aparezca en este libro demuestra que la relación entre ellos, a la que apenas quise prestar atención la vez anterior, es más que una relación de amigos o examantes. Lo que hay entre ellos va mucho más allá y desde ya lo digo: Mery Eirabella me ha puesto la miel en los labios y por momentos ha logrado que me ilusionara, olvidándome incluso de aquello que tanto deseaba en la primera entrega de la serie (que el amor de Colin y Jared fuera de los de “por siempre jamás”), para luego… también voy a ser un poco perversa y no diré más (digo “también” porque la autora lo ha sido).
Pero vamos al lío. En “Por ti, Alexandros”, he descubierto a un hombre, un gran hombre, amable, educado, trabajador, leal y sobre todo, entregado a los suyos. Se preocupa y desvive por la gente que le importa, anteponiendo las necesidades y el bienestar de estos a su propia felicidad. Algo que lleva mucho tiempo sacrificando en beneficio de la familia. La muerte de su mujer no hará que las cosas cambien, al contrario, al sentimiento de culpa se suma la encarnizada lucha que tendrá que mantener con su suegro por la custodia de su hijo y el tener que tomar decisiones que, sabe, van a afectar a la vida de cuantos le rodean. Por suerte, y para nuestro regocijo (el mío al menos), no estará solo. Su familia le apoya, su pareja le apoya y Colin (¡ains! Colin) también estará a su lado.
Una vez más, la forma de escribir de Mery Eirabella, me ha cautivado por la facilidad con la que transmite los sentimientos, para hacernos compartir el sufrimiento, la desesperación, las preocupaciones y los desvelos de Sakis (¡ains! Sakis… sí, también me he enamorado de él, ¿cómo no hacerlo? Si además de ser encantador y todo lo demás, está como un queso). Un Sakis al que veo como protagonista absoluto de la historia, el resto, incluido Colin, son secundarios con mayor o menos peso en la historia que nos ayudaran a conocer un poquito más a Anastasios, su forma de ser y de amar. Porque no olvidemos que, angustias y penas aparte, esto es una historia de amor sean quienes sean los protagonistas. Una historia llena de sentimientos, de pasión, ternura, comprensión, celos… una historia en la que la autora, una vez más, demuestra su maestría a la hora de narrar los momentos de intimidad: todo pasión, sensaciones y emociones.
Aunque no todo han sido penas y angustias, también hay momentos divertidos, tiernos y alegres, durante los que podemos disfrutar de un Sakis relajado y como siempre encantador.
De los secundarios no voy  a hablar, más por no adelantar acontecimientos que por otra cosa, solo mencionar al suegro de Sakis. Solo de pensar en él se me revuelven las entrañas. Es un ser repugnante y despreciable al que he llegado a odiar con toda mi alma y no solo por lo sucio que juega para conseguir lo que quiere, sino por lo oscuro que resulta el personaje (una pincelada de cruda realidad que Mery ha sabido plasmar a la perfección). Ha sido terrible descubrir ciertas cosas que te hacen entender el porqué de la obsesión de su hija por casarse con Sakis y por qué hizo lo que hizo… estremecedor y conmovedor a partes iguales.
Vale, no me voy sin hablar un poquito de la intervención de Colin, que no solo nos permite saber cómo van las cosas entre él y Jared, sino que nos deja profundizar un poquito más en esa relación tan especial que mantiene con Sakis, en lo que sienten el uno por el otro a pesar de que ambos están con otras personas. El vínculo que les une no se debilita a pesar del tiempo o la distancia que los separe: siempre estarán ahí para ayudar y apoyar al otro, pese a quién pese.
Conclusión: me he vuelto a enamorar, de los personajes, de la historia y de la forma de escribir de Mery. Sé que se podrían decir mil cosas más sobre la novela, sobre la magistral narrativa de la autora, sobre lo perfecto de la trama y el maravilloso argumento en el que se refleja lo arcaico e intransigente de una sociedad (la griega) que no perdona al que es diferente y no se amolda a lo que considera adecuado, sobre la profundidad y los matices de los personajes y su personalidad definida, pero creo que llega con que diga que me ha encantado, que la he disfrutado de principio a fin aunque la autora se empeñe en hacernos sufrir un poquito y que estoy deseando que salga ya el tercer libro de la serie.

Si os gustó la anterior, no dejéis pasar esta. Si no la habéis leído, deberíais darle una oportunidad y conocer a este par de dos (Colin y Sakis), seguro que os enamoran.

viernes, 29 de abril de 2016

"Hechizo de mar y luna" de Mara Oliver

“Hechizo de mar y luna”  de Mara Oliver
Con el corazón roto, un joven brujo invoca un hechizo de amor que desembocará en una maldición y le llevará de los verdes bosques de Navarra a las oscuras playas de Tenerife, en un baile de máscaras, almas gemelas y destinos cruzados, buscando la magia redentora del beso de una sirena.
Una novela trepidante que actualiza antiguas leyendas ibéricas y el espíritu de los cuentos tradicionales en una historia fresca, sensual, divertida y original, llena de imaginación y romance.

Opinión
“Hechizo de mar y luna”, una novela que, por lo que he visto, está pasando bastante desapercibida y la verdad es que no entiendo el motivo. Primero, Mara Oliver escribe estupendamente y segundo, es una historia maravillosa, de esas que te enganchan desde el principio y ya no te sueltan hasta el final.
El último párrafo de la sinopsis la describe a la perfección: Una novela trepidante que actualiza antiguas leyendas ibéricas y el espíritu de los cuentos tradicionales en una historia fresca, sensual, divertida y original, llena de imaginación y romance.
Y es que con esto ya estaría todo dicho, porque es cierto. Porque el ritmo de la novela no solo no decae en ningún momento, sino que va en aumento. La parte previa al desenlace es de infarto, vamos, que yo me he quedado sin uñas. Atacadita estaba.
Pero ha merecido la pena, me he divertido muchísimo con estos cuatro (cinco si contamos a Sergio Urgorri), porque la sinopsis nos habla de un joven brujo con el corazón roto (Paulo Anzola), pero este brujo tiene un primo (Urko Anzola). Y qué primo, el muchacho me ha robado el corazón desde el minuto uno de aparecer escena, sí es un poco canallita, pero tiene unos golpes buenísimos; es imposible no enamorarse de él. Pau, por el contrario, es un chico más tranquilo, más tierno y sensible, capaz de hacer lo que sea para recuperar a su chica. Y ese es el problema: le hace caso a Urko.  Y aunque se supone que el prota es Pau, Urko está ahí, siempre a su lado, apoyándolo o enredando más las cosas, pero a su lado.
El protagonismo femenino recae sobre Laila, aunque su prima Itxaso la acompaña en todo momento, con ellas pasa más o menos lo mismo que con los chicos y no se separan la una de la otra. Ellas son lamias, una mezcla muy bien traída de bruja y sirena, y tampoco se quedan atrás a la hora de liar la madeja y al final, entre los cuatro, se las apañan para poner a todos los demonios del infierno en pie de guerra.
Me ha encantado el lenguaje esotérico, las expresiones que ha empleado, la manera de describir los efectos o consecuencias de cada pequeño hechizo o sortilegio. A mí, que siempre me ha tirado mucho todo esto de la magia, las brujas y los conjuros, me ha sonado todo muy auténtico, muy creíble. Y la imaginación que hay que echarle para urdir una trama como esta, perfectamente hilada además de llena de fantasía, magia, leyendas e historias ancestrales que dan sentido a todo lo que sucede en la novela.
Han sido memorables los momentos “hot” y no por lo explícitos, sino por lo originales y divertidos. No podía evitar sonreír al imaginar las caras de los chicos, sobre todo la de Urko… y no digo más que no quiero estropearle la diversión a nadie.
No me quiero olvidar de la parte tierna y romántica, que también ha sido maravillosa y todo gracias a Laila y su canto de sirena. La conexión entre las almas gemelas, la manera en que se presienten y se buscan y se llaman aún sin saberlo.
Tampoco le falta el puntito triste ni los disgustos que se quedan en sustos, vamos, que no le falta de nada y se lee en un suspiro.
Mencionar que me ha encantado la forma de ubicar al lector encabezando los capítulos o párrafos con un par de sencillos símbolos. Una luna creciente cuando son los chicos navarros de la Orden de Selene los que están en escena, y tres ondas superpuestas horizontalmente, para las Lamias canarias.
Si os gusta el género paranormal, tenéis que leerla, estoy segura que os va a gustar tanto como a mí.

sábado, 16 de abril de 2016

"Corazón de pirata", de Sandra Bree

“Corazón de pirata”, de Sandra Bree

Sara es una belleza escocesa que adora su tierra, sin embargo, cuando su hermana Erika debe ser presentada en sociedad, su vida da un vuelco. Ir a Londres equivale perder a Paul, su novio de la infancia, alejarse de su gente y sus tierras, asistir a bailes aburridos y tediosos, fingir a cada instante buenos modales. Y sobre todo, conocer a los sosos hombres ingleses de la capital.

Sara inventa un plan maravilloso para que su padre acceda a dejarla en Escocia. Un plan atrevido y desbocado. Para ello cuenta con su nuevo amigo, Alexander Yaron, un hombre enigmático y misterioso, endemoniadamente guapo y... peligroso.

La joven no sabe que su vida se convertirá en una historia de las que ella lee y se verá secuestrada surcando los mares, rescatada y enamorada del pirata más apuesto de la faz de la tierra.

¿Podrá el Gitano robar el corazón de la joven?

Opinión:
Hace días que terminé de leer la novela y que trato de encontrar un ratito para hacer la reseña y por fin, hoy, lo he encontrado.
A pesar de que, como digo, ha pasado un tiempo desde que la leí, aún conservo la sensación, el regusto, de la aventura, las verdades a medias, las mentiras descaradas, los malos entendidos y por supuesto, el recuerdo de la pasión y el amor que comparten los protagonistas.
Lo que en principio es una relación de conveniente amistad, al menos por parte de Sara, que solo busca en Alexander un aliado con el que conseguir su propósito, terminará siendo, como no, un romance en toda regla. Aunque las circunstancias y la cabezonería de ambos, no se lo pondrán fácil y les separan en más de una ocasión y mientras tanto, una servidora, sufriendo por las tontas decisiones que toma la pareja.
Si además, añadimos los peligros e intrigas que acechan a los amantes, tenemos todos los ingredientes para una trepidante aventura en la que no dejan de suceder cosas, algunas de lo más inesperadas, que te mantienen expectante de principio a fin.

De los protagonistas, destacar el carácter decidido y terco. Juntos forman la pareja ideal, aunque les lleve un tiempo darse cuenta de ello, o al menos, admitirlo.
Los secundarios ayudan a redondear la historia, interviniendo en el momento justo y apoyando a Sara y Alexander cuando es necesario.

Una vez más, Bree, nos hace partícipes de la historia, con su sencilla y amena narrativa y su capacidad para liar la madeja, pero dejando al final todo bien atado. Admiro la facilidad que tiene la autora para enredar la trama, para llevar a sus protagonistas de un lado a otro, para sacarlos de un lío y meterlos de cabeza en el siguiente… a eso lo llamo yo tener una imaginación hiperdesarrollada. ¡Qué envidia! (de la buena, eeh)


Llegar al final y leer los agradecimientos ha sido pasar de la sonrisa bobalicona a la emoción más sincera. Verme mencionada en ellos me ha sorprendido y emocionado a partes iguales y quiero agradecerle a Sandra (a mi Gertru) el detallazo. Estas son las cosas que jamás se olvidan y que ojalá podamos recordar juntas dentro de muchos, muchos años. ¡Gracias a ti por ser tú!

"Perfecta para mí" de Rita Morrigan

“Perfecta para mí”, de Rita Morrigan
Cuando Julieta acude a la lectura del testamento de Sam para entregar una caja con sus pertenencias y poder regresar de inmediato a su vida —en donde los problemas con su casa no dejan de agobiarla— conoce a Marc Bravo, el heredero y único familiar del anciano. No obstante, no cuenta con la sorpresa que Sam le tiene preparada.
Marc es un hombre frío y distante, completamente diferente a su padre. Un hombre que, a pesar de su atractivo, resulta ser un grosero arrogante que en cuanto descubre que ella ha sido nombrada heredera, no tiene reparos en insinuar que es una cazafortunas, y cuestionar la relación que la unió a su padre.
Sin embargo, una tormenta les obliga a pasar juntos un tiempo que ninguno de los dos desea... ¿o sí?

Opinión:
Me declaro fan incondicional de este tipo de argumentos. La idea de quedar aislada en algún lugar (en este caso en un viejo caserón) con un chico y que surja el amor, fue una de mis fantasías recurrentes durante la adolescencia, así que cuando leí la sinopsis de “Perfecta para mí” supe que me iba a gustar. Y así ha sido. Me ha parecido un relato muy bonito y tierno, con momentos muy emotivos, de esos que te empañan los ojos y te ponen un nudito en la garganta.

Con una protagonista encantadora, dulce, inteligente y buena persona, con unos principios y unos valores que por desgracia, hoy en día, parecen haberse perdido. Gracias a ellos, gracias a su forma desinteresada de ser, logra despertar la curiosidad de Marc. Aunque al principio, esa curiosidad, esté marcada por el recelo y la desconfianza. Solo al conocerla, al verse obligado a estar a su lado, descubrirá que es una mujer sin dobleces y para nada interesada. Y el hombre frío y distante desaparece, dando paso a otro mucho más apasionado y poco a poco también más cercano y abierto.

Mención especial para ese coprotagonista (porque me ha parecido más que un secundario) que es Sam. Un cascarrabias que se gana el afecto de Julieta con su punzante humor, y que será el responsable de que la pareja se conozca.

“Perfecta para mí” es una historia sencilla, muy bonita, bien escrita y con una ambientación maravillosa que me ha trasladado al viejo caserón asediado por la lluvia, el viento y los truenos mientras el mar azota con fuerza el acantilado sobre el que se alza la antigua casona.

Apuntar que me ha encantado el final…