lunes, 16 de febrero de 2015

"No por primera vez" de Lola Rey

“No por primera vez”  de Lola Rey.

A veces, los hechos pasados nos persiguen con la acechante marea del dolor. Cambiar de entorno, de trabajo, de conocidos, recluirse, escapar son algunas de las formas que usamos para no caer en le red de aquello que nos afecta.

Ayleen Graham, institutriz de los hijos del conde de Kent, es eficiente, comprometida, cariñosa con los niños, dedicada, correcta. Tanto es así que a la condesa le sorprende que la muchacha carezca por completo de vida social: no hay amigas en el día libre, ni visitas a familiares, ni siquiera excursiones al pueblo. Joven, atractiva, inteligente, cultivada, la joven apenas se decide a dar largas caminatas por la extensa propiedad de los condes.

Louis Fergusson, hermano de la condesa de Kent, se siente abandonado. Su gemelo está en Ceilán, ocupado con los prósperos negocios familiares en las colonias. Su mejor amigo, Tyler Collingwood, acaba de casarse. Ya no habrá juergas juntos, ni bailes, ni borracheras. Se sorprende a sí mismo cuando se nueva amante ya no lo entusiasma.
Entre Ayleen y Louis hay una imposible atracción. Él no quiere atarse. Ella no quiere volver a confiar en las edulcoradas palabras de un hombre. Sin embargo, sin pensarlo, sin saber siquiera lo que están haciendo, deberán permanecer juntos, incluso pese a que no lo desean, para cerrar de una vez las heridas de un pasado que se interpone entre ambos.

Opinión:
No puedo empezar la crítica sin comentar el gustazo que me ha dado leer a Lola Rey, una amiga y compañera (de foro y de aventura literaria) en papel. El formato digital está genial por todas esas cosas que siempre hablamos, pero cuando se trata de alguien a quien admiras y aprecias… como un libro físico no hay nada.

Y ahora sí, ya os cuento que “No por primera vez” me ha gustado mucho. Ya de mano porque está muy bien escrita, y es que Lola tiene un estilo, una forma de escribir, que me encanta.
Creo que ya lo he dicho en otras críticas de sus novelas, y es que sabe plasmar muy bien los sentimientos de los personajes; logra hacerte sentir sus emociones, te hace partícipe de sus alegrías, sus miedos, sus deseos.
Y en esta ocasión no ha sido diferente. Pues si bien en un principio la señorita Graham puede parecer una joven encantadora que sólo se muestra un poquito borde cuando Louis Fergusson anda cerca, porque la provoca y es un reconocido libertino (cosa que evidentemente a una mujer respetable tenía que parecerle horroroso), poco a poco vamos descubriendo que es una muchacha atormentada por el pasado. Un pasado que la autora nos irá desvelando a lo largo de la novela, dejando que el lector intuya qué fue lo que le ocurrió antes de plasmarlo con palabras sobre el papel. Esa forma de mostrarnos la vida de la Ayleen niña y adolescente, me ha gustado y me ha mantenido expectante hasta desvelar el secreto que la atormentaba y que justifican sus reacciones ante Louis.

De él decir que si bien en las otras entregas de la serie Collingwood no había despertado demasiado mi curiosidad, en esta, como protagonista, me ha cautivado por completo. Un pícaro encantador y de pelo cobrizo (con lo que me gustan a mí los pelirrojos), que a pesar de su gusto por la vida licenciosa, ha demostrado que es un hombre responsable, pues maneja sin problemas gran parte del negocio familiar. Ha sido casi tierno ver como sus sentimientos por la institutriz van cambiando, cómo se va obsesionando con ella, deseándola más que a ninguna otra sin darse cuenta de que se ha caído con todo el equipo y que se ha enamorado, a pesar de que aseguraba que el amor no era para él.
Me ha emocionado sentir su preocupación, saberlo encendido de deseo por el simple hecho de verla aparecer… borrando de un plumazo al juerguista que siempre había sido y presentándose como un hombre encantador.
Ha tenido momentos de esos que con sólo una frase logra erizarte el vello y te hace pensar: si yo fuera ella ya me hubiera arrojado a sus brazos. Y todo con una sencilla frase, y que no es por lo que dice, si no por cómo lo dice (confieso que me pierde que los protas muestren carácter y decisión).
Juntos forman una pareja ideal aunque tarden en darse cuenta y para hacerlo tengan que pasar primero por varias situaciones complicadas que hacen peligrar su futuro en común.
(¡Ains!, esos malos entendidos que me ponen de los nervios, pero que aportan tanta emoción a las historias jejeje).
Como en toda saga o serie, siempre es agradable reencontrarte con los personajes de las anteriores entregas. Esos hermanos Collingwood que en su día me robaron el corazón, y Gabriel, condesa de Kent, siempre tan cercana, tan atenta y poco convencional. Una mujer adorable.

Ya he dicho que está escrita de forma impecable, cuidando los detalles y con una ambientación que, personalmente, he encontrado perfecta. Sin necesidad de largas descripciones, logras situarte en la época sin problema.
Decir del título, que si bien en un principio no me decía demasiado (vale, a veces tengo menos luces que una lancha de contrabando y no me da…), en cuanto empecé a intuir qué le había pasado a la protagonista me di cuenta de que era perfecto, además de muy en la línea de los otros de la serie.

En resumen, he disfrutado de la historia de Ayleen y Luois, me he emocionado con ellos y he pasado unas horas estupendas en su compañía. Es una historia tierna, romántica, entretenida y que engancha desde el principio, totalmente recomendable.
Valoración: Buena


domingo, 8 de febrero de 2015

"Toda una vida"

"TODA UNA VIDA"


No te pierdas la romántica historia de amor protagonizada por la entrañable Amelia de «A un beso del pasado».
Ni el tiempo ni la distancia han logrado enfriar los sentimientos que Amelia alberga en su corazón desde niña y mucho menos el deseo de convertirse en la esposa de Charles Compton.
Viajar a Londres y reencontrarse con el que fuera su compañero de juegos en la infancia, no hace más que reafirmar su amor. Por encima de todo, Amelia desea convertirse en la señora Compton.
Solo existe un pequeño inconveniente: él la ve como a una hermana. ¿Conseguirá Amelia hacer realidad el sueño de toda una vida?

¿Aún no la tienes? ¿De verdad te vas a perder la tierna historia de Amelia?
Si te decides a leerla, te facilito los enlaces dónde puedes comprarlaAmazon  Fnac
¡¡Por sólo 0,94€ puede ser tuya!!
Y si prefieres probar suerte, en la web del RNR puedes participar en el concurso de febrero, y conseguir un ejemplar: El Rincón de la Novela Romántica

Si pensara en ti, te despreciaría. Mhairi McFarlane

¿Qué pasa cuando la última persona a la que querrías ver es la que aparece? Aureliana regresa a la escuela después de quince años para una reunión de antiguos alumnos. Sin embargo, ese lugar no le trae buenos recuerdos: la llamaban «el galeón italiano» porque estaba gordita.
Pero Aureliana ha cambiado mucho: es una mujer diez con una melena espléndida, así que nadie la reconoce cuando llega. Entonces, decide echarse atrás, abandonar su plan de venganza y escabullirse.
Pero el destino se interpondrá en su camino y, tras la reunión, se topará con James —un pedazo de hombre que fue su amor platónico en el colegio—. Muy atractivo, sí, pero bastante feo por dentro. Sus destinos se entrecruzarán y algo inesperado surgirá entre ellos.


Me ha encantado. "Si pensara en ti, te despreciaría" es de esas novelas que hay que comentar delante de un café (o dos) con una amiga que también la haya leído. Porque tiene momentazos de esos que dan para hablar largo y tendido. Aquí me cortaré porque no es cuestión de hacer spoilers todo seguido jejeje Pero siempre que una novela me gusta mucho, me quedaré corta y me dejaré cosas en el tintero sin llegar a hacerle justicia.
El argumento me ha parecido original, sí, original aunque suene a super cliché del patito feo que se convierte en cisne. Porque ha sido un "patito" que ha sufrido acoso escolar (un tema que por desgracia está a la orden del día y posiblemente siempre lo estuvo aunque se le restara importancia). Creo que la autora ha tratado el tema con el respeto que se merece y ha sabido plasmar el dolor, la humillación, el trauma que ser objeto de maltrato le creó, en este caso a Anna, la protagonista. Aquellos sucesos marcaron la vida de la muchacha y son, digamos, un poco los que marcan el ritmo de la novela, un delicado hilo conductor, pues lo sentimientos de Anna estarán muy condicionados por la mala experiencia.
Esto no quiere decir que sea un dramón de historia, para nada, hay momentos en los que sí que te emocionas y se te pone un nudito de angustia en la garganta, pero ya digo que la autora ha sabido manejar el tema, dosificando, añadiendo detalles en el momento preciso para que la historia fluya hacia un final creíble y por supuesto feliz.
Anna me ha encantado, es una mujer amable, inteligente, que trata de superar el pasado y para ello no dudará (bueno, sí que duda jejej) en enfrentarse a él y  a los que tan mal se lo hicieron pasar... aunque luego nada salga como ella esperaba. 
Me ha gustado que a pesar de haber cambiado de aspecto físico, ella continúe siendo algo retraída en lo que a su físico se refiere. Y digo que me ha gustado, porque después de cómo era y de lo que vivió en la adolescencia, me parece más coherente que no que, de buenas a primeras, se convierta en la reina del mambo...
A James intenté odiarlo nada más conocerlo, por lo que sabía que había hecho, por solidaridad... pero no pude. Me pareció un hombre inteligente, serio y que a pesar de estar enamorado de su perfecta y guapísima exmujer, era consciente de lo fría y manipuladora que podía llegar a ser.
Además de que es un tío ingenioso, prueba de ello son los diálogos entre Anna y él, que además nos dejan clarito la química que existe entre ellos. Y si ya nos vamos al momento en que descubre quién es realmente Anna... para comérselo, vamos (bueno, quizás en un primer momento no, pero después sí jejeje)

El que me ha caído mal no, lo siguiente, es Laurence, el amiguisímo de James... de este mejor no hablo.
El resto de personajes aportan sus granitos de arena para enredar a Anna en situaciones hilarantes, emotivas o tensas que solo hacen que redondear la historia.
Me he reído, me he emocionado en más de una ocasión (empatizando con el sufrimiento de la prota o suspirando de felicidad), me he quedado pasmada (como Anna) y he terminado con una gran sonrisa después de quedarme hasta las dos de la madrugada en el sofá para poder terminarla, porque no podía dejar de leer. Porque como ya he dicho me ha parecido una novela estupenda, divertida, que creo merece la pena leer (aunque no haya escenas hot...no, ni una sola, pero no las necesita), y que además está muy bien escrita (en este caso bien traducida, que es de agradecer).
Seguro que me dejo cositas, que se podría profundizar mucho más en los personajes, en la trama, la ambientación... pero es que aún estoy con esa sensación de "cómo me ha gustado esta novela" y no sé que más añadir. Salvo mi valoración: Muy buena.

sábado, 24 de enero de 2015

"No solo un sueño" de Lola Rey

La bruma de Londres tiene oculto un encuentro: una mujer corre, huye en apariencia de algo. Un hombre decide frenar su carruaje, hacerla subir, llevarla lejos de aquello de lo que escapa. Ausente de las circunstancias, alejados del secreto que la muchacha esconde, ambos se entregan a lo que la noche y sus propios cuerpos les reclaman.

A la mañana siguiente él, Tyler Collingwood, hermano del conde de Kent, percibe todo distante, nebuloso, como si solo se hubiera tratado de un sueño. Apenas algunas ausencias materiales se empeñan en constatarle que no es así.

Dos años después no puede creer que ella esté ahí, en la residencia del conde, que insiste en verlo, que dice llamarse Edmée Gordon, que se obstina en darle a conocer un hijo de ambos que tiene un parecido innegable con el padre. La desconfianza y la protección se acumulan en él, que decide saber de qué huye la muchacha y la cobija en la mansión. A partir de allí la vida de la casa dará un vuelco, y tanto Edmée como Tyler deberán confrontarse a sí mismos, vencer prejuicios y miedos para demostrarse que lo que han vivido no es solo un sueño, sino que ese sueño puede multiplicarse.


¡¡Cómo me ha gustado esta novela!!
Qué bien escrita, qué manera de fluir la trama y de engancharte desde el primer momento.
Desde el principio te sientes intrigada por descubrir que peligro es el que amenaza la vida de Edmée y eso te impulsa a seguir leyendo. Pero es que desde el momento que los protagonistas se reencuentran, las emociones, los sentimientos, son tan intensos, están tan bien plasmados que hacen que se instale en tu estómago una sensación de nervios, de anticipación. 
Es de esas novelas en las que al leer me meto tanto en la historia, comparto de tal manera el sentir de los personajes, que no puedo evitar fruncir el ceño o sonreír cuando ellos lo hacen. Es una historia que se vive, que se siente.
Es una preciosa y perfecta historia de amor contada de una manera maravillosa.

¡Bravo Lola!

"Simplemente perfecto" de patricia Sutherland

Simplemente perfecto

La vida transcurre apacible para John y Eileen Brady en su rancho de Arkansas.
Mark, su hijo mayor, que dirige eficazmente la explotación agrícola-ganadera más importante de la región desde que John lo dejara a cargo con apenas veinticuatro años, se ha convertido en cabeza de una familia numerosa, cumpliendo así su mayor aspiración personal.
Para Jason, el hijo mediano del matrimonio, las cosas no pueden ir mejor; se ha casado con Gillian, su alma gemela, y ha comenzado el año coronando su brillante trayectoria como entrenador de fútbol con una Superbowl.
Mandy, la única mujer de los hermanos Brady y una famosa cantante de música country, ha sacado a flote su carrera. Atrás quedaron sus años alocados que la convirtieron en objetivo de la prensa amarilla. Ahora tiene éxito en su profesión, está unida legalmente al único hombre que consiguió hacer que deseara sentar la cabeza y, para regocijo de sus padres, se enfrenta a un gran descubrimiento: su reloj biológico, algo que ni siquiera sabía que tenía.
Con el rancho a pleno rendimiento y sus tres hijos felizmente casados, John y Eileen disfrutan de una vejez tranquila mientras ven crecer a sus nietos y se preparan para el gran acontecimiento del año; la graduación de Patty, la joven huérfana que llegara al rancho con la etiqueta de "causa perdida" y que bajo la tutela de Mark ha conseguido encauzar su vida.
Sin embargo, a diferencia de lo que creen sus padres, Jason y su mujer Gillian sienten que su vida no está completa. Les falta algo que para ambos es fundamental y con la resolución que los caracteriza, deciden ir a por todas. Esta decisión, que para la pareja es la más importante que han tomado jamás, cubre de nubarrones negros el tranquilo firmamento familiar y amenaza con provocar la primera gran escisión en el seno de una familia tradicionalmente unida.
Ambientada en Arkansas durante el año 2009, esta nueva entrega muestra un momento clave de la vida de los Brady y, en especial, de la pareja formada por Jason y Gillian.
Simplemente perfecto es la más intensa, la más emocional de la serie Sintonías...Y su punto final.


Opinión:
¡Ains! Qué cierre más bonito para la serie Sintonías. Como su título indica, simplemente perfecto.
Me ha gustado muchísimo, y es que esta familia tiene un no sé qué que enamora y sus historias enganchan. Incluso como en este caso en el que el argumento me sorprendió un poquito con eso de que el protagonismo parecía recaer una vez más en Jason y Gillian, cuando ellos ya habían tenido su historia (me sonaba raro, no lo voy a negar). Llegué a pensar que de ser así esta novela no contaría con una historia de amor… pero si algo hay en esta historia es amor. Amor filiar, paternal, incondicional, apasionado, verdadero… Amor con mayúscula.
¡Ojo! Que esto ha podido sonar a pastelada y para nada. Lo que fluye entre esta familia yo lo he sentido como muy real, porque no todo es felicidad y alegría. Como todo hijo de vecino tiene sus diferencias y sus problemas, ya sean personales o familiares y Patricia ha sabido darle el toque perfecto, manteniendo las personalidades de todos y cada uno de los personajes. Se nota que los conoce muy bien, y no me parece nada fácil dotarlos de un carácter que no se ha visto modificado en ninguna de las novelas, que se ha mantenido fuera cual fuese la situación. Cada miembro de esta familia cobra vida cuando comienzas a leer, porque son humanos, se equivocan, se enfadan, se obcecan, ríen, aman, sufren, pero sobre todo se apoyan… son geniales estos Brady.
Y por supuesto también hay romance. Y aunque la historia entre Patty y Troy no es la que marca el ritmo de la novela, es preciosa y ha logrado ponerme la piel de gallina en más de una ocasión. Este exjinete de rodeos no sólo le ha robado el corazón a Patty, porque que ternura de hombre (sin olvidar que el capataz está como un queso) y que bien ha sabido manejar la situación con esta chica, que a pesar de ser un poquito arisca, también se hace querer.
El resto de la historia ha sido la caña, porque si bien las novelas de esta serie siempre han sido corales (la familia al completo está siempre muy presente en todas ellas), en esta ocasión con mayor motivo porque lo que sucede afecta a todos de una u otra manera. Y aunque sean Jason y Gillian los que destacan por encima del resto, posicionándose como protagonistas una vez más, todos y cada uno de ellos juega un papel importante en la trama. Otro detalle que aplaudo, porque no es fácil manejar una historia con tantos personajes.
Me ha encantado como ha manejado el tema de los enfrentamientos y la forma en que les ha dado solución, muy creíble y adecuada y siempre teniendo en cuenta ese carácter personalizado del que ya he hablado.
Una vez más, Patricia ha logrado hacerme disfrutar con una de sus historias, en la que ha habido momentos de mucha tensión y angustiosos que me han tenido con el corazón en un puño, pero cómo no, también me ha ofrecido risas, complicidad, pasión y ternura a raudales.
De verdad que ha sido el cierre ideal para la serie Sintonías.
¡Gracias Patricia!

Valoración: 4/5

"Arriésgate por mí" de Ana Iturgaiz


“Arriesgate por mí”

No hay nada que Irene desee más que dirigir su propio hotel. ¡Y su oportunidad ha llegado por fin!... aunque el hotel no es suyo sino de Mercedes, una antigua hippie bastante excéntrica que está encantada con su llegada.
La casona de la Paca es un coqueto hotel, instalado en una casa de indianos del siglo XIX, cuyos jardines harían las delicias de cualquier pareja de enamorados. ¿Qué más se puede pedir?
Sin embargo, las cosas se tuercen desde el principio. Para empezar, la dueña desaparece cada vez que Irene la necesita, una de las trabajadoras tiene un grave problema que no duda en echar sobre los hombros de la recién llegada, la cocinera se despide, los huéspedes se quejan a tosas horas… Y lo peor de todo, tener a Iago dando vueltas por allí y criticándola a todas horas cuando ella no ha hecho nada para merecerlo, porque lo que sucedió entre ambos el día mismo en que Irene se presentó en el hotel fue solo un accidente. Aunque él no parece pensar lo mismo…


Opinión:

Si en “Es por ti”, Ana nos contaba la historia de Luz, en “Arriésgate por mí” nos cuenta la de la hermana pequeña de Luz, Irene. Y aunque la primera me gustó, he disfrutado mucho más esta. Desde de mi punto de vista está mucho mejor escrita y además está ambientada en mi tierra, eso ya le ha dado muchos puntos (naah, es broma, aunque me ha encantado ese detalle).
El título me parece de lo más acertado, dice mucho de la historia.
Historia que he disfrutado muchísimo, que me ha enganchado desde el principio, porque ya desde el comienzo las cosas empiezan a enredarse en esta complicada y apasionada historia que por momentos me ha puesto de los nervios. Tengo claro que de haber sido la protagonista no habría tenido tanta paciencia y me hubiera ido con viento fresco y que allí se quedaran los “pixuetos” (así se llama a los habitantes de Cudillero, que es dónde se desarrolla la novela), porque madre mía lo que ha tenido que aguantar esta chica. Eso sin contar con las rarezas y las idas y venidas de Iago.
Y de Mercedes, la dueña del hotel, mejor no hablo porque no iba a salir muy bien parada la pobre. La verdad es que todos los secundarios me han parecido muy reales, muy creíbles.
Los protagonistas estupendos, ambos de carácter cerrado, y tercos a más no poder, porque mira que les costó decidirse… (y hasta aquí puedo leer que no quiero hacer spoiler). Que nervioso y que angustia me han hecho pasar a ratos, aunque también me han regalado momentos maravillosos, de esos que te dejan una sonrisa en la cara.
La ambientación me ha parecido fabulosa, y no me he podido resistir a buscar en Google “La casona de la Paca” y que estoy segura que algún día visitaré, y cuando esté paseando por el las empinadas calles de Cudillero o vea el “Descenso del Sella” (que no bajada del Sella) seguro que me acuerdo de Irene y Iago y su preciosa historia.

Valoración: 4/5
Modificar mensaje


lunes, 10 de noviembre de 2014

"Nunca dejes de esperarme" de Elizabeth Urian


"Nunca dejes de esperarme"

Para la sociedad inglesa y el resto de su familia, Catherine Montague es la viuda del conde que pereció de forma misteriosa en las aguas del Mediterráneo. Ella, en cambio, se resiste a aceptar que su esposo está muerto.

Cuando Julian Montague fue capturado por los corsarios argelinos acababa de escapar por los pelos de un intento de asesinato. Tras su liberación, su estado mental podría calificarse como inestable, pero... ¿es realmente cierto que el conde ha perdido la cordura?
Cuando se produce el reencuentro de la pareja, ella es incapaz de reaccionar como una esposa enamorada, lo que le hará preguntarse si lo que sentía por su marido no era más que una ilusión. Además, él saboteará cada uno de los intentos de Catherine para hacer regresar al antiguo Julian y con él todo lo que le pertenece.
Mientras tanto, un asesino sigue suelto...


Le tenía ganas a esta novela porque el argumento me parecía muy original y la verdad es que no me ha decepcionado. Me ha ido atrapando poco a poco hasta engancharme por completo.
Cuenta con una trama estupenda a la que no le falta de nada: intriga, romance, traiciones, pasión... y todo perfectamente hilado para mantenerte pagada a sus páginas. 

Me ha gustado el hecho de que los protagonistas ya estuvieran casados, como ya he dicho, me ha parecido muy original el enfoque que Elizabeth Urian le ha dado a la historia de esta pareja que, después de tres años separados y en los que ella se  cree viuda, deberán volver a confiar el uno en el otra, recuperar la pasión que habían compartido y sobre todo descubrir si son capaces de volver a amarse. 
Los personajes están bien trabajados, aunque son cuatro los que destacan por encima del resto.
Evidentemente dos de ellos son los protagonistas. Julian me ha encantado, es decidido, tenaz, inteligente, apasionado y sobre todo muy humano, con dudas y miedos, porque a pesar de su determinación no puede evitar flaquear cuando está con Catherine. Además demuestra ser un actor consumado, al interpretar el papel de trastornado, consiguiendo robarte unas sonrisas en algún que otro momento.
Ella, Catherine, demuestra tener una fortaleza y un carácter que ni ella misma sabía que poseía. Querer recuperar a su esposo, al que ella recordaba, al que había amado será el detonante para ese cambio de actitud.
La otra pareja que destaca son la hermana pequeña de Julian y el supuesto profesor de alemán, que tiene su misterio personal que resolver, pero en el proceso se enamorará. Ellos aportan la parte tierna y dulce a la novela con su romance.

La trama cuenta con la dosis perfecta de intriga y enredo. Ha sido de esas historias en las que acabas sospechando hasta del apuntador y en las que llegado a un punto no puedes dejar de leer hasta que la terminas y descubres de una buena vez quién era el asesino, qué pasa con la joven pareja de enamorados y cómo resuelven las cosas los protagonistas... he de decir que el final es perfecto, bueno, menos por una cosa que me ha dado mucha penita aunque es de entender esa reacción (l@s que lo hayáis leído sabéis a qué me refiero y l@s que no, pues tendréis que leerlo para saberlo jejeje)

En definitiva, una historia estupenda, bien escrita, muy entretenida, original, que engancha y con la que he disfrutado.
Totalmente recomendable.

martes, 16 de septiembre de 2014

"Ligar es como montar en bici" de Brandy Manhattan.

“Ligar es como montar en bici” de Brandy Manhattan.

He pasado el fin de semana con una amiga, seguro que más de una la conocéis también (si no la conocéis, no sé a qué estáis esperando), se llama Victoria Adams.
Durante estos días que hemos pasado juntas, me ha contado lo patas arriba que se puso su vida después de aquel fatídico lunes de agosto… bronca mañanera con su chico, la despiden del trabajo y, como en la canción de Rafaela (sí, esa, la que todas estáis pensado: “…peeeerooo una tardee que se encuentra maaal, reeegreeesa proonto para deeescansar… y se encuentra una mujer, que dolor, que dolor…” vale ya lo dejo, que sé que canto fatal y que todas la habéis estado tarareando), pues eso, que el capullo de Luis se la estaba pegando con otra. Por eso decide irse a Londres y empezar de cero…
No, no me estoy pasando contando las intimidades de una amiga, esto lo sabe todo el mundo, pero no pienso daros más detalles de lo que pasó después, eso que os lo cuente ella.
Sólo os diré que merece la pena conocer la historia de mi amiga Victoria, al menos a mí me ha encantado. Mientras la escuchaba (perdón, la leía), he tenido una sonrisa casi perpetua en los labios, porque su sentido del humor y su ingenio son increíbles, sus golpes son tremendos… vamos que como ella misma dice: es la leche en bote.
Me he divertido muchísimo con sus comentarios, sus “apuntes” y aclaraciones y no nos olvidemos de sus camisetas (yo quiero una, pero ya), me he emocionado en algunos momentos, porque no todo en su vida son risas y situaciones hilarantes, no olvidemos que Victoria es una profesional como la copa de un pino y que se toma su trabajo muy en serio. Y por supuesto en más de una ocasión me ha sacado los colores, porque sí, no se ha cortado a la hora de dar detalles de sus “escarceos” amorosos, pero lo cuenta tan bien, que quién le dice que se salte ese tipo de cosas… ni de coña, con lo cotilla que yo soy.
Al final no he podido más que alegrarme por ella, porque el idiota de su ex se la hubiera pegado con otra y porque hubiera decidido irse a Londres, ciudad que todo sea dicho de paso, parece conocer a la perfección (no es de extrañar siendo medio inglesa), pero la verdad es que al escucharla (leerla), he tenido la sensación de estar allí, por la soltura con que habla de los sitios, de las calles, bares y tiendas…
Ni que decir tiene que el final me ha emocionado y no sólo porque sea el adecuado, el perfecto para esta historia, sino por ese maravilloso guiño que me ha dedicado Victoria al final de su relato… me la comía a besos.
De sus amistades y del vecino del 5º no os diré nada, ya os he dicho que esas cosas mejor os las cuenta ella, pero sí os digo que al vecino merece la pena conocerlo, porque ¡¡madreeee míaaaaa!!

Pasar estos días con ella me ha dejado muy, muy buen sabor de boca. Ha sido genial. Tiene un estilo propio, original, fresco, desenfadado, directo y muy, muy personal para contar las cosas, eso sí, es un estilo impecable. De verdad os lo digo, tenéis que conocerla y dejar que os cuente su historia.
Una novela que considero hay que leer, sobre todo si estáis un poco saturadas de siempre lo mismo, porque a pesar de que “Ligar es como montar en bici” es una historia de amor en toda regla, por la forma en que está escrita, nada tiene que ver con lo que, al menos yo, he leído hasta el momento.

Valoración: muy buena.

domingo, 3 de agosto de 2014

"Amargo como el amor" de Marcia Cotlan

“Amargo como el amor”  de Marcia Cotlan

Catalina siempre ha amado a Mateo Aspériz, pero está obligada a casarse con Tobías Ordaz. Para ello deja su Vizcaya natal y parte rumbo a Maracaibo, donde el que será su esposo tiene una hacienda productora de cacao. Unos meses después, Mateo emprende el mismo viaje para ir en su búsqueda.
El tiempo, la distancia y que Tobías no resulta ser el hombre despreciable que ella creía, harán que la joven se plantee si el amor que siente por Mateo es verdadero y si realmente odia a su futuro marido.
En medio de esta encrucijada, se descubre un terrible secreto de su pasado que ensombrece aún más su difícil y complicada situación. Ahora que está sola y despojada de todo cuanto creía suyo, ¿será capaz de escuchar los dictados de su corazón?

Acabo de terminar de releer "Amargo como el amor", sí, de releer, porque tuve la suerte de leerla nada más se terminó de escribir, y la verdad es que me ha gustado tanto o más que la primera vez que cayó en mis manos. Y desde ya, quiero dejar claro que esta crítica no está influenciada por la amistad que me une a la autora, porque si no me hubiera gustado ella ya lo sabría, se lo hubiera dicho la primera vez que la leí igual que le señalé las cosas que me chirriaban o no me convencían (ambas tenemos claro que la sinceridad en nuestras opiniones nos ayudan a mejorar y que los falsos cumplidos flaco favor nos hacen), dicho esto, sólo me resta hablar de lo mucho que me ha gustado esta historia.
Esta novela, además de tener un título estupendo y muy adecuado, al que le encontraréis sentido enseguida, nos cuenta una preciosa historia de amor. Un amor intenso, apasionado, desgarrador que remueve el interior de los protagonistas y el nuestro a medida que los vamos conociendo.
Los personajes están muy bien trabajados, son coherentes a su situación y posición. Pero los protagonistas se llevan la palma. Me han parecido maravillosos.
Tobías, ¡uf! Me he enamorado de él casi desde el principio. Tan serio, tan correcto, responsable y por supuesto tan apuesto... es imposible no caer rendida a sus pies. Tiene un carácter severo que me encanta, y ese toque un tanto borde y hasta desagradable del principio, me han vuelto loca (¡Qué se le va a hacer! me pierden los protas un poquito bordes).
Por otro lado esta Catalina, una muchacha que poco a poco se va convirtiendo en mujer, que va perdiendo la inocencia y olvidándose de ese amor que creía verdadero para darse cuenta de que se muere por su prometido, al que había jurado detestar. Me ha gustado mucho su sinceridad, su buen corazón y los sacrificios y decisiones que toma porque considera que es lo que debe hacer, porque es lo correcto, sin importarle las consecuencias ni la manera en que eso afectará a su vida.
Mencionar a Mateo, que aunque por momentos me ha parecido un incordio, no ha dejado de dar vidilla a la relación entre Tobías y Catalina y tengo que reconocer que al final me ha dado mucho morbillo el muchacho, tan guapo y rubio y con un encanto que las mujeres no pueden pasar por alto, yo tampoco jejeje aunque no sea el hombre que quería para Catalina.
Sobre la ambientación, decir que me parece estupenda. Se nota que la autora se ha documentado para escribir sobre esa tierra, y sobre las plantaciones de cacao. Además, para mí, Marcia sabe contar, sabe introducir en la novela, mucha información sin que resulte tedioso, sature, en ningún momento pierdes el interés por la historia.
La forma de escribir de Marcia engancha desde el principio, sencilla, amena, fluida… sabe trasmitir los sentimientos. No cuenta con demasiados diálogos, pero la prosa no se hace pesada porque estás deseando saber que pasa, que piensan o sienten los protagonistas y sólo quieres seguir leyendo para llegar al final y conocer el desenlace.
Me ha encantado la manera en que los sentimientos de ambos cambian, evolucionan y lo bien que lo ha sabido plasmar sobre el “papel”. Es una historia muy intensa, muy pasional, original por el marco en el que se desarrolla la acción y sobre tierna.
Creo que merece la pena leerla, porque es una historia de amor preciosa que seguro os hará suspirar en más de una ocasión.


miércoles, 9 de julio de 2014

"Perderme en ti" de María José Tirado

Alma Jenssen está en la cima de su carrera como fotógrafa de moda, pero siente que vive una vida vacía fotografiando una belleza irreal en la que el amor no tiene cabida, porque sencillamente no existe.

Así que cuando su última conquista rompe con ella, decide alejarse de todo y visitar a su amiga Delia, una antigua agente de modelos, casada con uno de los hombres más ricos del Caribe.

Cuando Alma Jenssen llega a La Bella, la plantación de tabaco más importante de la República Dominicana, propiedad de Cristóbal Ríos, el esposo de Delia, conoce a Hans McBride el capataz de la finca. Un norteamericano testarudo, arisco y taciturno que la tratará con desdén al considerarla sólo una nueva cazafortunas que ha acudido al olor del dinero de su patrón y por el que Alma no podrá evitar sentirse atraída. Porque Hans parece despreciarla con sus palabras, pero sus ojos azules la miran con un innegable deseo.

Pero la atracción que sienten ambos es combustible. ¿Puede el amor surgir en mitad de un campo yermo sembrado de mentiras?

Celos, intriga, envidias y pasión, mucha pasión y erotismo, en unos paisajes de ensueño.


Me la he ventilado en un par de días, porque es una novela que se lee rapidísimo y que engancha desde el principio, con un ritmo ágil y fresco.
La trama cuenta con el punto de intriga necesario para mantener el interés del lector en todo momento, sin revelar demasiado, pero sí lo suficiente para que piques el anzuelo, para que especules y te des cuenta de ciertos detalles que despiertan tu curiosidad y te impulsan a seguir leyendo para saber si estabas en lo cierto o no.
Los protagonistas me han gustado mucho, tiene carácter y son muy pasionales… mucho jejeje y la química entre ellos es evidente desde el principio.
Ella me ha gustado por su forma de ser abierta y desenfadada y por ese temperamento un poco macarrilla que le sale de dentro cuando algo le parece injusto.
Decir que el protagonista masculino me ha gustado es quedarme corta, porque te lo pinta como el hombre diez. Físicamente perfecto y además noble, comprometido, responsable… lo dicho el hombre perfecto.
Entre los dos crean momentos estupendos con los que reírse, emocionarse, suspirar e incluso ponerse de los nervios gracias a la cabezonería de Alma (no diré más para no hacer spoiler).
El resto de personajes, estupendos, muy bien definidos todos ellos con sus dobles caras y sus mentiras…
Sí diré que las escenas de sexo (que son varias) me han parecido un poquito largas (soy de las que esperan el primer encuentro como agua de mayo, vale y puede que el segundo también, pero después lo que me gusta es ver, sentir y palpar los sentimientos… rara que es una jejeje),  pero como eso es cuestión de gustos y éstas están escritas de cine, pues no lo pongo ni como una pega.
Por lo demás y en conjunto es una historia estupenda, entretenida, divertidísima, porque cuenta con unos golpes de humor geniales. Muy bien escrita y perfectamente hilada que te deja con un buen sabor de boca al terminarla.