jueves, 12 de enero de 2017

"No puedo amarte" de Mery Eirabella

“No puedo amarte” de Mery Eirabella.
Libro 3º de la Serie Secret Life
Sakis Chrysomallis y Colin O'Donnell son completamente opuestos. No hay nada en ellos que indique que podrían estar juntos y, sin embargo, sienten una profunda atracción el uno por el otro. Hay muchas cosas que los separan como, por ejemplo, la posición social de Sakis, su educación y el convencimiento de este de que debe proteger a su familia y el imperio de su padre ocultando su homosexualidad. Colin, criado por unos padres demasiado ocupados que le dieron más de lo que realmente necesitaba, no oculta lo que es y ha caído en una espiral de autodestrucción que amenaza con arrastrar a cualquiera que se acerque a él. Ambos tendrán que superar muchos obstáculos para poder estar juntos, pero su relación parece destinada al fracaso y finalmente se separan.
Diez años después de los sucesos de Por ti, Alexandros, se encuentran de nuevo y, ante ellos, se presenta la oportunidad de retomar su tortuosa relación. ¿Podrán dejar a un lado los problemas del pasado y empezar de nuevo o, por el contrario, darán la espalda a su pasado juntos?

Opinión:
¿Dar la espalda a su pasado juntos? ¡Jamás!
Lo que sienten el uno por el otro es demasiado grande, demasiado intenso para echarlo a un lado y seguir con sus vidas como si no se hubieran conocido, como si todo lo que han compartido, sufrido y disfrutado no significara nada. ¡Imposible! Lo hemos comprobado libro a libro, aunque a estos dos se les podría aplicar aquello de ni contigo ni sin ti.
Ahora vamos a lo que interesa: la tercera entrega de la serie Secret Life. La definitiva, la que nos muestra cómo fueron los inicios de esta tempestuosa relación entre Sakis y Colin, la que da respuestas, la que nos hará sufrir, la que nos hará enamorarnos más si cabe de este par de dos. Sabremos, de una buena vez, por qué a pesar de ese amor incondicional que sienten, de esa amistad que ni el tiempo ni la distancia pueden quebrar, no pueden estar juntos. Y desde ya os digo que vais a pasarlo mal, aunque si habéis leído las anteriores de sobra os haréis una idea, porque sabéis de primera mano que la autora no se anda con chiquitas, que plasma las desdichas, el sufrimiento y la peor cara del ser humano, que no busca contarnos un cuento de hadas sino una historia que bien podría ser verdad, porque la maldad del hombre no conoce límites. Con esto tampoco os quiero asustar a las que no habéis leído la serie. ¡Qué no!, que a pesar de los… pormenores, la historia es preciosa, intensa y muy muy emotiva. Conoceremos mejor a Sakis, que desde siempre ha sido un cacho de pan, un hombre leal, con principios, que ama sin condiciones, que se entrega en cuerpo y alma a una relación que sabe no tiene futuro. ¡Imposible no quererlo!
Y Colin. ¡Ains, Colin! Con este chico no ganamos para sustos y disgustos. Porque desde el primer libro intuimos, sabemos, que algo malo, muy malo, le ha tenido que pasar al muchacho para ser cómo es, para actuar como lo hace. ¡Y vaya si le ha pasado! Normal que Sakis aguantara carros y carretas con y por él, porque con semejante experiencia es duro volver a salir a flote, porque sabía que sin su ayuda, sin su apoyo no lo conseguiría a pesar de que al ofrecérsela… No, no voy a seguir por ahí. Nunca destripo las novelas al hacer una reseña y no lo voy a hacer con esta, pero es que hay tanto de lo que hablar, es todo tan tremendo, tan de tener que comentar, que me cuesta no hacerlo.
Pero no, disfrutad por vosotras/os mismas/os de esta última entrega porque merece la pena. Porque como siempre, las sensaciones y sentimientos que Mery Eirabella logra transmitir son increíbles, te atrapan y te sumergen en la historia, te hacen cómplice de los protagonistas sin importar quienes sean (no siempre han sido Sakis y Colin los protas, al menos no exclusivamente) o lo que hagan. La carga emocional es tan grande, tan fuerte, que es imposible permanecer indiferente.
Adoro esta historia, esta relación, este Amor, que la autora ha ido desgranando a lo largo de tres libros. Adoro a Sakis y Colin porque los conozco, porque he visto lo mejor y lo peor de ambos, porque he vivido con ellos los buenos y los malos momentos, los he visto equivocarse, los he visto crecer, madurar y sobre todo amarse. Adoro la forma de escribir de Mery Eirabella, su fluidez, su destreza a la hora de describir ciertas escenas, plasmando a la perfección cada emoción y sentimiento (buenos y malos) y lo mucho que cuida los detalles, lo trabajado del texto, lo exigente que es con lo que escribe… no cabe duda de que es una gran escritora a la que recomiendo cien por cien leer.


domingo, 8 de enero de 2017

"Alma vikinga" de Nieves Hidalgo.

“Alma vikinga” de Nieves Hidalgo
Odín, dios de la guerra, le había elegido. Educado en las armas, el primogénito de la casa de Vadin había sido llamado para grandes conquistas.
Cruzó los fiordos para adentrarse al sur, para doblegar bajo el poder de su brazo a cuantos pueblos se opusieran a su cometido. Era un semi-dios. Un vikingo. Y al igual que sus dioses, la cólera y la valentía le caracterizaban.

Sayka, hija de Zollak, había tomado las armas en el puesto de su hermano menor para defender a su pueblo de todo tipo de invasores.
Amparado él por Odín, seguidora de la fe cristiana ella, se enfrentarán en medio de un mundo regido por la sangre y por la espada.
La codicia, el odio, la venganza... Sentimientos que, unidos a la ardiente fe del pueblo al que pretende someter, conseguirán que Ishkar dude de su condición de semi-dios y de sus creencias.

Opinión:
Confieso que la primera vez que me puse con esta novela la dejé a las pocas páginas. Encontrarme nada más empezar con matanzas, sacrificios y con el que intuyes será un personaje algo más que problemático, me echó para atrás; no era lo  que me apetecía leer en ese momento (al menos eso pensé entonces). Pero como sé que lo que Nieves Hidalgo escribe nunca me decepciona, volví a ponerme con él hace unos días.
Al releer las primeras páginas, las sensaciones ya no fueron las mismas que la vez anterior. ¡Ahora sí! Había llegado el momento de enfrentarme a tan bárbaros vikingos y sus sanguinarias costumbres. Y como cabía esperar, me ha encantado.
La historia es estupenda; intensa, pasional y en ocasiones divertida. Los protagonistas, Ishkar y Sayka (unos nombres preciosos además de muy adecuados), consiguen que así sea con sus constantes disputas. Ambos son personas de carácter fuerte, son guerreros y lo demuestran en cada enfrentamiento. Enfrentamientos todos ellos memorables y emocionantes.
Me cautivó Sayka, por su coraje, valentía y lealtad. Imaginarla blandiendo una espada, enfrentando a su enemigo sin amedrentarse a pesar de la fiereza de este, fue genial. Está claro que esta muchacha no es ninguna damisela en apuros, ella sola se las apaña muy bien para defenderse y proteger a los suyos. Pero también me ha gustado descubrir que tras esa coraza de guerrera latiera un corazón capaz de reconocer sus errores, de ceder y enamorarse.
Él, Ishkar, el fiero y bravo semi-dios, el guerrero invencible, el enemigo implacable… ¡naaah! Que no es tan fiero el león como lo pintan. Que sí, que es un gran guerrero, que tiene la suerte de su lado y siempre… casi siempre sale ileso de las batallas, que sabe mandar y sus hombres le obedecen y admiran por ello, que ante todo respeta la familia, aprecia la lealtad y el valor, que cada vez se siente menos cómodo con las sangrientas costumbres de su pueblo, que es comedido y justo, que lo pierden unos feroces y desafiantes ojos azules, que… vamos que es perfecto y adorable, además de contar con un cuerpazo de escándalo digno de un dios. Y si a eso le sumamos, el efecto que Sayka tiene sobre él, lo mucho que cede y cambia por complacerla, la confianza que termina depositando en ella a pesar de ser enemigos, la forma en que, sin darse cuenta, se enamora de ella, entonces la ecuación está completa y el éxito de la historia asegurado. (Se nota que el chico me ha enamorado, ¿verdad?)
Secundarios hay muchos y todos ellos importantes para la trama. Me encantó el hermano menor de Sayka, el chiquillo apunta maneras para ser (llegado el día) un líder integro, fuerte y querido; Zollak, el padre de la chica; el primo, la tía, las hermanas; Erik, el hermano de Ishkar; Goonar, su amigo, su mano derecha y el que le guarda las espaldas… todos ellos ayudan a dar forma a la historia, apoyándolos, conspirando, amenazando o defendiendo a la pareja. Cada uno aporta su granito de arena para convertir la historia en emocionante, intrigante, apasionante, redonda y perfecta. La ambientación estupenda, me he sentido transportada a un campamento vikingo, al campo de batalla y he paseado por los pasillos del hogar de Sayka.
Una novela corta, que se lee sola y que seguro os va a encantar, porque la relación que surge entre estos dos engancha desde el principio.




lunes, 2 de enero de 2017

"El secreto de Julia" de Sandra Bree

“El secreto de Julia” de Sandra Bree
Cuando tras la muerte de su madre, Julia abandona su tranquila y relajada vida en Boston y regresa a París, la ciudad en la que vivió su infancia, el cambio produce en ella ansiedad y miedo. Todo es debido al oscuro secreto que solo su prima Judith conoce y que amenaza con desvelar si no se aviene a sus exigencias: deberá enamorar a Marco Randalf, hijo del marqués de la Rose, y abandonarle después. Si cumple el trato, Judith callará para siempre. De lo contrario, no tendría piedad con ella.
El plan no parece muy difícil y Julia está segura de que podrá llevarlo a cabo. Sin embargo, todo se complica cuando acaba perdidamente enamorada de Marco. Saldrá perdiendo tanto si le abandona como si se arriesga a que se conozca su secreto. ¿Le merecerá entonces la pena luchar por algo que desde el principio parece estar abocado al fracaso?

Opinión:
El secreto de Julia, además de ser el título de la novela, es el hilo conductor  de la misma. Será ese secreto, el mantenerlo a salvo, el que origine toda una serie de acontecimientos que dan forma a la historia desde el comienzo. Un secreto que la autora no ha querido ocultar al lector y que nos va revelando con pequeñas pinceladas de recuerdos y a través de la angustia de Julia, después, será Judith (la prima) la encargada de confirmar lo que ya imaginábamos. Y lo hace, como no, para chantajear a Julia, porque Judith es la mala malísima de la historia. Es envidiosa, codiciosa, altanera y vengativa, vamos, que es un amor de mujer, que no solo quiere sacar partido del poder que tiene sobre su prima sino que quiere atrapar a Marco (la chica además de mala es un poco necia e ingenua, la verdad).
Marco, nuestro prota, no es el sinvergüenza, mujeriego que Judith le pinta a Julia, sino todo un caballero, serio, amable, atento, cariñoso y muy paciente. Es un hombre encantador… ¿cómo no enamorarse de él?
Y Julia, además de bonita, es inteligente, independiente y propensa a saltarse según qué reglas. Solo el recuerdo de lo ocurrido años atrás la atormenta y condiciona su vida, más desde que su prima ha decidido utilizarlo en beneficio propio. Ese miedo, será el que le impida ser realmente ella, al menos la mayor parte del tiempo, porque su carácter decidido no se deja aplacar durante demasiado tiempo.
Los secundarios, aunque con menos peso, son importantes para la trama, sobre todo para la vida de Julia. Por un lado están su padre y su abuela, que la adoran; por otro, los padres de Judith, que ponen el punto negativo en la vida de la muchacha. Todos juntos, ayudan a dar forma a la historia, apoyando o no a Julia en todo el enredo que se genera por culpa de ese secreto. Un secreto que traerá cola, que dará más de una sorpresa y algún que otro disgusto.
Una historia entretenida, escrita con el inconfundible estilo de Sandra Bree, repleta de esos toques de ternura que no pueden faltar en sus relatos, una buena ambientación y una trama muy de su estilo también, de esas en las que siempre pasan cosas, incluso cuando ya crees que nada más puede ocurrir, Sandra siempre tiene una última vuelta de tuerca para liar la madeja. Por suerte siempre sabe cómo desliarla y dejar todos los cabos atados y todo en su sitio.


lunes, 26 de diciembre de 2016

"Una imperfecta flor inglesa" de Concha Álvarez.

“Una imperfecta flor inglesa”
Elena, la antigua heredera de la casa MacGowan, es una mujer fuerte a pesar de las quemaduras sufridas durante la infancia que la mantienen alejada de la sociedad victoriana. Cuando su tío le comunica que abandone su hogar comprenderá que su vida se encamina al desastre. Pero sin dote ni un título jamás conseguirá un esposo. Desesperada, reclamará sus derechos de nacimiento, aunque el resultado es tan desalentador que al cruzar una calle no verá un carruaje que se acerca a toda velocidad.
El cochero es un hombre grosero y detestable. Un antiguo conde francés, llamado Laramie Devereux, cuya tragedia personal ha marcado su existencia y del que se rumorea que, gracias al contrabando de opio, ha obtenido una enorme fortuna. En un arranque de furia el conde la juzgará como mujer y la hallará imperfecta a causa de las quemaduras.
Sin embargo, el destino y una partida de cartas los unirá de nuevo. Gracias a la insensatez de su prima, Elena aprovechará el acusado desconocimiento de las normas sociales de Laramie e ideará un plan para engañarle.

Opinión:

¡Qué pedazo de novela! ¡Qué bonita! ¡Qué bien escrita!
“Una imperfecta flor inglesa” es una de esas historias que no puedes dejar una vez las empiezas, porque todo en ella engancha. Desde la maravillosa y fluida narrativa, la fuerza de los personajes y lo apasionante de la trama.
Leerla esta novela ha sido como retroceder en el tiempo, como tener entre las manos una de aquellas primeras novelas que leía siendo apenas una adolescente y que fueron las responsables de mi amor por este género. Vamos, que es una novela cien por cien Romántica, así, con mayúscula.
Tiene esa esencia, ese nosequé que en los últimos tiempos parece haberse perdido (y con esto no quiero desmerecer ni criticar a nadie, porque se siguen escribiendo historias impresionantes y maravillosas, solo que como en esta vida, la romántica también ha ido evolucionando con el paso de los años).
Con esta historia, he vibrado, me he emocionado y la he disfrutado como si tuviera nuevamente dieciséis años (¡qué más quisiera! Jejeje) y ese algo que me ha llevado a recordar las novelas de antaño, es uno de los factores que convierte a esta obra en especial y maravillosa.

He dicho uno de los factores, sí, porque la trama también me ha parecido brillante, la forma en que se conocen los protas, el ingenio que demuestra Elena para hilar un plan que la unirá definitivamente a Laramie Devereux sin importarle las consecuencias, porque el destino que de otra manera la aguarda le resulta bastante peor; las reacciones de él, la presencia de un malo malísimo que complica aún más las cosas entre ellos… como ya he dicho, al más puro estilo de la clásica novela romántica. Que ojo, no por recordar a esas antiguas novelas resulta desfasada, recurrente o tópica… ¡Para nada! Todos esos detalles se te olvidan mientras la lees, ni se te pasa por la cabeza compararla con nada que ya hayas leído.
La ambientación también estupenda. Como la fluidez de la prosa, que se incita a leer y leer, porque ya no solo es estupendo lo que cuenta, sino cómo lo cuenta. Un gustazo para los sentidos, de verdad.

En cuanto a los protagonistas, decir que son maravillosos. Elena, a pesar de su aspecto, de su situación, tiene una fortaleza sorprendente, no se amedranta ante nada ni nadie y a medida que avanza la novela, su fuerza y su confianza crecen y nos muestras a una mujer maravillosa y leal.
De Laramie, decir que me he enamorado de él, no desde el minuto uno, porque de mano se comporta de forma un poco grosera y ruda, pero sí desde el minuto dos. Un hombre orgulloso, dolido y rencoroso pero que sabe apreciar el talento, el buen carácter y la inteligencia de la mujer que tiene al lado, aunque se niegue a reconocerlo. Esa manera suya de captar los detalles que hacen de Elena una mujer especial, ha sido lo que más me ha gustado de él. Su mal genio y su puntito desagradable tampoco me han desagradado porque forman parte de su encanto y porque sabes que más pronto que tarde, esa faceta desaparecerá cuando esté con Elena.

Sobre el resto de personajes no me quiero extender, son varios los que tiene peso sobre la trama, complicándola o suavizándola, depende el momento, pero todos me ha parecido bien definidos y coherentes.

Y por último solo puedo decir que si no has leído aún “Una imperfecta flor inglesa”, deberías hacerlo ya, porque te estás perdiendo una gran novela.



sábado, 19 de noviembre de 2016

"El mal causado" de Díaz de Tuesta

“EL mal causado” 
de Díaz de Tuesta
Tras lo ocurrido diez años antes, un hecho terrible que la impulsó a abandonar su hogar, Natalia regresa a Bilbao. Hija de Salvador Chueca, un detective privado que considera que su mundo no es apropiado para una mujer, decide trabajar con el hombre que en el pasado le causó tanto daño, pero del que sigue enamorada, a pesar de todo.
Javier Balboa, hijo de la amante de Salvador, jamás le ha perdonado que no se casase con su madre. En su momento, siendo un muchacho lleno de dolor y furia, intentó vengarse de él a través de su hija Natalia, pero fue un mal que se volvió en su contra, pues llevaba consigo su propia penitencia. Desde entonces, nunca ha podido olvidarla y sabe que será poco probable que ella le perdone.
Sin embargo, cuando a través de un entretejido de casos Natalia y Javier se ven abocados a convivir juntos durante muchas horas, ambos intentarán avanzar en su relación, limpiar de antiguos odios su existencia y construir un futuro para los dos.

Opinión:
Llevaba un par de semanas sin apenas leer, dejando libros a las pocas páginas de haber empezado porque no me enganchaba o no me apetecía esa historia en ese momento, vamos, del todo desganada. Aunque sé, que de entre todos los libros que tengo pendientes, hay varios que me van a gustar y mucho, pero ahí los tengo, en espera, como si de un tesoro intocable se trataran, como si quisiera reservar lo mejor para el final (manías absurdas). Pero ya se me ha pasado la tontería y he empezado con “El mal causado” de Díaz de Tuesta. Nada como una buena historia de detectives para recuperar la ilusión y las ganas de leer.
Cómo me gusta la prosa de esta mujer, qué bien escribe, que bien desarrolla la trama, que bien todo… en pocas palabras: ¡Que me ha encantado!
Entretenida, divertida en algunos momentos, emotiva en otros, con sus buenas dosis de tensión (es una historia de suspense policial, bueno más bien detectivesco), diálogos estupendos y personajes bien definidos.
Tanto Natalia como Javier son personas de carácter fuerte, decididos y también testarudos. Su relación está marcada por lo ocurrido en el pasado y ninguno de los dos (sobre todo Natalia) parece poder olvidar y eso complica las cosas ahora que ella ha regresado a casa.
Natalia me ha gustado porque es decidida, intrépida e impulsiva. Actúa sin pensar en las consecuencias o creyendo tenerlo todo bajo control… hubo momentos en los que me hizo pensar: “¿Por qué no le haces caso a Javier alma de cántaro?”. Por otro lado es una mujer muy emotiva, muy pasional, que se deja dominar por los sentimientos, por ese “odio” que siente por Javier y el rencor que ha guardado dentro de ella durante tantos años (pero ya se sabe que del amor al odio…). También es inteligente e intuitiva y sus pesquisas aportaran nuevos e interesantes datos a las investigaciones que tienen sobre la mesa.
Javier, qué decir de él. Que a pesar de que en algún momento he llegado a decir: “qué pedazo de capullo”, me ha gustado. Es un tipo duro, con ese punto canalla que me encanta. Eso y que está loquito por Natalia y ya no sabe qué hacer para acercarse a ella, para romper el muro que ha levantado entre ellos, para pedirle perdón por lo ocurrido… Aunque él también guarda mucho rencor en su interior, un resentimiento que tampoco le permite pasar página y también lo mantiene anclado al pasado. Al final lo de estos dos es un “ni contigo ni sin ti”.
La trama me ha parecido estupenda, bien hilada y con la dosis justa de intriga. Con las pistas y los datos que estos dos van encontrando, intuyes quién es el causante de todo el embrollo, vas tirando de los hilos con ellos, desenredando la madeja hasta descubrir, al final, el porqué de todo lo ocurrido.
Las dosis de intriga, acción y peligro son perfectas, ideales para mantenerte pegada al libro. La tensión que fluye entre los protagonistas, las acaloradas discusiones, los momentos más “calientes”, completan esta pasional y apasionante historia de detectives en la que Natalia y Javier son, en todos los sentidos, los protagonistas. Todo gira en torno a ellos (además de los casos que investigan) y los secundaros, además de escasos, aparecen poco. El padre de Natalia, Salvador, es el único que hace acto de presencia en varias escenas. Un hombre con carácter que conoce más que de sobra a Javier y que teme que su hija salga mal parada por su culpa. El resentimiento de este hombre se suma al del protagonista y eso hace que salten chispas cada vez que se cruzan.
Quizás me faltó conocer a Salva, el hermano pequeño de Natalia, que no pinta nada en la trama, pero que digamos es el responsable de que ella regrese y al final solo se le menciona. Pero vamos, que es un detalle sin importancia, una tontería mía que no le resta emoción ni calidad a la novela.

 Por cierto, el título perfecto y la portada la adecuada. 
Muy recomendable.

domingo, 30 de octubre de 2016

"No diré adiós" de Mery Eirabella

“No diré adiós” de Mery Eirabella
Cris, que ha crecido sin madre y con un padre violento, tiene una idea muy tradicional de la familia y, en sus planes para formar una, solo tiene a una mujer en mente: su novia de toda la vida. Sus proyectos se vienen abajo cuando ella lo abandona por otro y le hace ver que no tiene futuro, que nunca podrá tener la familia que desea.
Misha rompe con su pareja en navidad. Durante años ha idealizado a su compañero y se da cuenta de que se ha engañado a sí mismo durante todo ese tiempo. Pero, al contrario de lo que le sucede a Cris, él no se hunde y sigue adelante sin mirar atrás.
Los dos se encuentran por casualidad e inician una amistad en la que Misha guía a Cris hacia una nueva vida. La relación de afecto y camaradería se convierte en algo más que el ruso intenta evitar, mientras que Cris insiste en llevar a Misha por el camino que desea a pesar de no estar preparado para enfrentar las consecuencias y que en su idea de familia no hay cabida para otro hombre.
Los dos recorrerán una senda difícil en la que aprenderán a vencer sus miedos y Cris descubrirá que una familia no tiene por qué regirse por las normas dictadas por la tradición.
Tierna, romántica y maravillosa, No diré adiós es la segunda novela de Mery Eirabella, la autora que con su primer libro, Nunca digas nunca, sorprendió y entusiasmó a los lectores.
Opinión:
Leer a Mery Eirabella nunca decepciona. Sus novelas son intensas, emotivas y apasionadas y no exentas de dureza, aunque en esta ocasión (afortunadamente para los protagonistas y para una servidora) la historia de Cris y Misha, es un poquito más suave. Lo que no quiere decir que no tenga algún momento de esos que te encoge el corazón, porque no ha faltado el personaje repulsivo y desalmado que parece disfrutar con el dolor ajeno (me fascina la manera en que la autora consigue reflejar la Maldad  humana).
He disfrutado muchísimo con la amistad que surge entre los protas, la forma en que poco a poco y a pesar de ser muy diferentes, se van acercando, conociendo y haciéndose inseparables. Me ha encantado como surge el interés, como aumenta la atracción y el deseo; la tensión sexual fluye sin necesidad de escenas hot.
Me ha parecido una historia muy tierna, sensual, con dos personajes muy bien definidos y coherentes. Uno, cabal y seguro de lo quiere o no quiere en su vida, el otro, un muchacho falto de afecto, inseguro que después de los palos que le ha dado la vida, desconfía hasta de su propia sombra. Conocerse hará obrará una transformación en ambos, en su manera de pensar y de afrontar la vida, aunque ninguno de los dos esté dispuesto a ceder del todo, a dar el último paso; las decepciones, el miedo al rechazo, la desconfianza, serán las sombras que planearan sobre sus cabezas, poniendo freno a unos sentimientos que, por mucho que se nieguen a aceptar, están ahí.
Secundarios, pocos y no interfieren demasiado en la trama, salvo la intervención de cierta “petarda” y la desagradable presencia del padre de Cris; personaje al que sin duda terminarás detestando.
Lo dicho, “No diré adiós” es una historia preciosa y tierna, no demasiado extensa, que al final deja una sonrisa en los labios.



sábado, 1 de octubre de 2016

"El guardián de tus secretos" de María Sala

La familia Calero de Ávila representa el poder, el honor y la reputación intachable. Don Adolfo Calero ha criado a sus dos hijas con una severa moralidad cristiana poco frecuente en nuestros días. Su ojo derecho es Silvia, la mayor de sus hijas, una muchacha hermosa y tranquila que obedece ciegamente cualquier orden que provenga de él. Violeta es harina de otro costal, siempre anda metida en líos, descuida sus estudios y pierde el tiempo con los chicos del pueblo. Las camisas recatadas y las faldas plisadas no están hechas para ella.
Adolfo Calero ya da por perdida a la menor de sus hijas, así que prefiere centrar toda su atención en la búsqueda de un prometido adecuado para Silvia. En realidad, ya ha puesto los ojos en Eduardo Vargas Rojas, un joven bien situado que pertenece a una familia de rancio abolengo, amigo de la infancia de sus dos hijas.
El problema es que Silvia ya está enamorada de otro hombre, un estudiante joven e impetuoso que le ha jurado amor eterno. Por desgracia, del amor más puro pueden nacer las traiciones más oscuras.
Cuatro corazones han comenzado a latir poniendo en marcha la compleja rueda de la fortuna. Solo un amor verdadero conseguirá sobrevivir a una complicada tela de araña tejida con mentiras, engaños y traiciones.

Opinión:

Confieso que el principio de esta novela, el ambiente y educación retrogrado en el que vive la familia Calero (parece que estuviera ambientada en otra época), me echó para atrás, de hecho apenas leí el primer capítulo y lo dejé.
Pero decidí darle otra oportunidad pasado un tiempo y ha sido un acierto, porque me he encontrado con una historia interesante, intensa, emotiva y divertida a ratos. Con una protagonistas, que a pesar de su juventud, de lo alocada que todos la creen, resulta tener más sensatez y corazón que cualquier otro miembro de su familia. Que lucha por salir adelante, sin mirar atrás y sin arrepentirse en ningún momento de las decisiones tomadas. 
Hay capítulos angustiosos, en los que no puedes creer que lo que estás leyendo (aunque sabes que esas cosas, y peores, pasan en la vida real) que te llevan a odiar a más de un personaje.
Otros, sin embargo, están llenos de ternura, amor y situaciones absurdas que te arrancan más de una sonrisa y todo gracias a Violeta.
Diego también me ha encantado, a pesar de que cuando reaparece en la novela, lo hace convertido en un frío hombre de negocios que pierde la paciencia con demasiada facilidad, sobre todo cuando Violeta anda cerca. Pero no olvida quién es y de dónde procede, como tampoco puede olvidar la traición de la joven a la que amaba, eso le hace ser un poco rencoroso y vengativo... humano a fin de cuentas y como tal, tiene corazón. Un corazón que no tarda en apreciar y enamorarse de la mujer que tiene al lado.
Los secundarios, algunos ya he dicho que me han parecido detestables y ruines, están bien construidos, son coherentes y hacen que la trama, bien hilada, sea redonda.
"El guardián de tus secretos", una historia llena precisamente de secretos, mentiras, desengaños y casualidades, muchas y maravillosas casualidades con las que disfrutar de esta enredada historia de amor.

Totalmente recomendable.

viernes, 16 de septiembre de 2016

"El salto de Cristina" de Dacar Santana

“El salto de cristina” de Dacar Santana.

Cristina odia su trabajo porque sospecha que su jefe es de esos pervertidos que te espían en los vestuarios, pero no tiene alternativa, sin esos ingresos no podría mantener a su madre y a su hija.
Un día una extraña mujer entra en su vida con una proposición laboral, y aunque ella es una persona a la que le aterran los cambios, gracias al apoyo e insistencia de su mejor amigo, acaba aceptando.
Su vida se complica cuando conoce a un hombre muy atractivo y el que creía que era su mejor amigo le confiesa su amor. Por si todo esto no fuera bastante, su jefa oculta un secreto y tal vez no sea quien dice ser.
¿Te atreves a descubrir la historia de Cristina?




OPINIÓN:
Siempre he dicho que prefiero con diferencia las novelas narradas en tercera persona, y es cierto, pero eso no me impide disfrutar de una buena historia contada en primera, sobre todo si es divertida y engancha, como es el caso de “El salto de Cristina”.
Lo que me gusta de esta forma de narrar es el juego que puede llegar a dar… salidas de tono, golpes de humor, pensamientos ingeniosos y todo tipo de desvaríos de (en este caso) la protagonista, amén, claro está, de una historia con chicha, que enganche.
Desde ya os digo que “El salto de Cristina” tiene chicha más que de sobra, ingenio, humor, ternura, amor a espuertas y un par de Empotradores que quitan el sentido. Porque sí, hay sexo. Sexo del calentito, del que hay que leer abanico en mano. Y no es lo más o menos explícito de las escenas, es la forma de contarlo lo que hace que la temperatura se dispare.
Pero no todo es desenfreno, no. También hay mucha ternura, porque la relación de amistad que une a Cristina y a Aarón es estupenda y especial. El muchacho, alegre, desenfadado y divertido,  se hace querer desde el principio (y no solo porque esté como un queso, que lo está), sino por la forma en que trata a Cristina, por el apoyo que siempre le ha dado, porque es como uno más de la familia… es el vecino/amigo perfecto.
Cristina es una chica normal, con una hija (fruto de un amor de instituto), con responsabilidades y ningún valor para hacer cambios en su vida. El miedo a que algo pueda salir mal y verse en una situación peor de la que está es lo que la frena, aunque una vez se decide a probar suerte, “a dar el salto”… es cuando empieza lo bueno, cuando aparece una Cristina mucho más segura de sí misma, de sus capacidades y también de su atractivo. Que derrocha energía, simpatía y que en cierta forma intenta recuperar el tiempo perdido, los años que ha desaprovechado por tener que cuidar de su niña (a la que adora)… al final se le acumulan el “trabajo”, las sorpresas y también algún que otro disgusto. Y todo ello contado con maestría, humor, ingenio y mucha ternura, porque no deja de ser una historia tierna de esas que te hacen suspirar (algún que otro jadeo también se puede llegar a escapar… ¡Ains!, quizás esté exagerando, pero es que tiene algunos momentos hot estupendísimos).
La he disfrutado, me ha encantado y os la recomiendo sí o sí.


domingo, 11 de septiembre de 2016

"Reinar e tu corazón" de Nieves Hidalgo

“Reinar en tu corazón”, de Nieves Hidalgo.
Libro 2º de serie Los Gresham
Tatiana Elisabeta Smirnova, princesa de Orlovenia, se ve obligada a escapar para salvar la vida tras el asesinato de su padre. Atravesando media Europa, perseguida por quienes desean acabar con su dinastía, no tiene otra opción que vivir en las callejuelas apestadas de maleantes de Londres, en compañía de una mujer dedicada a la prostitución. Para librar a su amiga de la enfermedad, Tatiana no duda en convertirse en asaltante de caminos. Pero tiene la mala fortuna de atracar al mismo hombre que capitaneaba el barco en el que llegó a la ciudad, y al que recuerda vívidamente.
Darel Gresham, barón de Winter, no se imagina que su fascinante salteadora le hará perder algo más que sus pertenencias cuando decide darle una segunda oportunidad.
Mucho menos sospecha que se verá envuelto en una turbia trama de traición y asesinatos, o que la mujer a la que toma por una vulgar ladrona es, realmente, la heredera de un trono.

OPINIÓN:
Como soy un desastre, esta trilogía tampooooco me la he leído en orden; me había comprado el primero, me regalaron el último (dedicado por la autora jejeje) y el segundo se me despistó por el camino, hasta ahora que me he decidido a completar la saga.
Nada más empezar a leer, ya me estaba arrepintiendo de no haberlo hecho por orden, porque aunque recuerdo más o menos lo que ocurrió en “La bahía de la escocesa”, no es lo mismo que tenerlo recientito, porque estas dos historias (si mal no calculo, la tercera también) se desarrollan de forma más o menos paralela y entremezclando los acontecimientos. Pero bueno, no pasa nada, la he leído, he tirado de memoria todo lo que he podido (aunque no descarto releer la saga como Dios manda) y por supuesto, la he disfrutado muchísimo porque las historias de Nieves Hidalgo tienen ese no sé qué que enganchan y enamoran.
Maravillosamente bien escrita (soy fan incondicional de la prosa de esta mujer), con una trama trepidante, que no decae en ningún momento, que a cada vuelta de hoja sorprende con nuevos acontecimientos y mucha acción. La química, la atracción entre los protagonistas, magnífica. Esa mezcla entre el quiero pero no debo, el deseo y el rechazo, el afán de protección y la desconfianza… emociones, sensaciones, pensamientos y hechos que van desvelando la personalidad de este par de tortolitos. Tercos, decididos, valientes, apasionados… son tal para cual.
Tatiana me ha encantado por su fortaleza, determinación y coraje. No duda en hacer lo que sea, a pesar de su falta de experiencia y de haber vivido toda la vida entre algodones, para seguir con vida… tiene una promesa que cumplir, una venganza que llevar a cabo y está decidida a hacerlo. Aunque por momentos su empeño flojea y pierde la esperanza de conseguir su objetivo porque su situación va de mal en peor. Por suerte cuenta con un inesperado y atractivo ángel de la guarda que solucionará, en parte, sus problemas.
Darel Gresham, barón de Winter, corsario a tiempo parcial, benefactor de los menos afortunados y… un sinvergüenza adorable, descarado, divertido, obstinado, desconfiado, peligroso, atractivo; uno de esos protagonistas que saben bien cómo robarnos sonrisas y suspiros. Me ha encantado, porque además de todo lo que ya he dicho, es un hombre serio, comprometido, cercano y accesible, que no duda en ayudar a Tatiana aun creyéndola una ratera (entre otras cosas), aunque poco a poco su apoyo deja de ser del todo desinteresado… la pasión y el deseo es lo que tienen jejeje.
La ambientación, estupenda. No importan si están sobre la cubierta de un barco o pisando suelo inglés, en todo momento te haces una idea del entorno y visualizas cada escena sin problema. Vestuario, decoración, paisajes… el marco perfecto para una estupenda historia de amor y aventuras que no os podéis perder.



domingo, 4 de septiembre de 2016

"Las feas también se enamoran. Edith" de Elizabeth Urian.

“Las feas también los enamoran. Edith.” de Elizabeth Urian.

Libro 3 de la serie Las feas también los enamoran
Érase una vez, un duque en busca del amor, pero que nunca tuvo suerte.
Érase una vez, una plebeya que lo amaba.
Érase una vez un rocambolesco plan para unirles….
Aunque en principio, este no es un cuento de hadas ni la protagonista una hermosa dama.
Por su aspecto, Edith Bell nunca ha tenido pretendiente alguno. Jeremy, en cambio, apuesto duque de Dunham, no consigue que ninguna mujer permanezca a su lado. Su relación es cualquier cosa menos cordial y sus encuentros un desafío que alterará la idílica convivencia de quienes les rodean. 
A pesar de las desavenencias y con una «pequeña» ayuda, ambos caerán en un plan que les llevará a creer que el amor viene de la mano de quien menos te lo esperas.

Opinión:
Vale, esta es la tercera de la serie y en ese puesto la he leído pero cómo primero me había leído la cuarta… en fin, un jaleo. Si estáis pensando en poneros con esta serie (deberíais, merece la pena) os recomiendo leerlas en orden jejeje
Y ahora vamos a lo que nos ocupa: la historia de James y Edith.
Evidentemente sigue la misma línea argumental del resto, sin embargo cada relato es diferente al anterior. Las dispares personalidades de los protagonistas, los lugares en el que se desarrollan las novelas y las dispares situaciones que viven los personajes, impiden que resulten repetitivas a pesar de tener un denominador común: la fea.
Un cosa que creo no he comentado en las otras reseñas, es que me encanta precisamente eso, que las protagonistas sean feas. Porque en el mundo no solo hay gente guapa y las menos afortunadas físicamente también (como reza el título) se enamoran, sienten, padecen y merecen ser amadas.
En cuanto a estos protagonistas en particular, decir que me han encantado las constantes trifulcas, las ingeniosas batallas dialécticas, las pullas que se lanzan a la menor oportunidad… son muy divertidos. Y claro, me ha encantado como, poco a poco, James se ha ido dando cuenta de que la fea y enojosa vecina resultaba algo más que interesante.
Como siempre, estupendas las descripciones, maravillosos los modales de los personajes por lo adecuados y estupenda la forma en que, una vez más, Elizabeth Urian consigue enamorar a nuestro reacio protagonista, descubriéndole a la mujer llena de virtudes que se oculta tras ese rostro poco agraciado. Forman una pareja estupenda, con la que he disfrutado muchísimo.
Los secundarios, a los que tenemos el placer de reencontrar en la última de las novelas de la serie, me han encantado. La abuela de james, por lo intrigante y decidida. Leonor, prudente y comedida se mantiene en un discreto segundo plano dado su condición de dama de compañía, pero algunas de sus reacciones nos dan alguna que otra pista sobre lo que puede llegar a suceder en la cuarta entrega (no digo más, que luego todo se sabe jejeje) y por último, el encantador, alegre y dicharachero Jonathan, con su inseparable y deslenguado guacamayo.
Una historia preciosa e ingeniosa que no os podéis perder.