domingo, 25 de marzo de 2018

Origen, de Dan Brown


ORIGEN, de Dan Brown.

Robert Langdon, profesor de simbología e iconografía religiosa de la universidad de Harvard, acude al Museo Guggenheim Bilbao para asistir a un trascendental anuncio que «cambiará la faz de la ciencia para siempre». El anfitrión de la velada es Edmond Kirsch, un joven multimillonario cuyos visionarios inventos tecnológicos y audaces predicciones lo han convertido en una figura de renombre mundial. Kirsch, uno de los alumnos más brillantes de Langdon años atrás, se dispone a revelar un extraordinario descubrimiento que dará respuesta a las dos preguntas que han obsesionado a la humanidad desde el principio de los tiempos. 
¿DE DÓNDE VENIMOS? ¿ADÓNDE VAMOS? 

Al poco tiempo de comenzar la presentación, meticulosamente orquestada por Edmond Kirsch y la directora del museo Ambra Vidal, estalla el caos para asombro de cientos de invitados y millones de espectadores en todo el mundo. Ante la inminente amenaza de que el valioso hallazgo se pierda para siempre, Langdon y Ambra deben huir desesperadamente a Barcelona e iniciar una carrera contrarreloj para localizar la críptica contraseña que les dará acceso al revolucionario secreto de Kirsch. 
Perseguidos por un atormentado y peligroso enemigo, Langdon y Ambra descubrirán los episodios más oscuros de la Historia y del extremismo religioso. Siguiendo un rastro de pistas compuesto por obras de arte moderno y enigmáticos símbolos, tendrán pocas horas para intentar desvelar la fascinante investigación de Kirsch? y su sobrecogedora revelación sobre el origen y el destino de la Humanidad. 
ORIGEN se desarrolla íntegramente en España. Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla son los escenarios principales en los que transcurre la nueva aventura de Robert Langdon. De la mano del autor de El código Da Vinci, el lector recorrerá escenarios como el Monasterio de Montserrat, la Casa Milà (La Pedrera), la Sagrada Familia, el Museo Guggenheim Bilbao, el Palacio Real o la Catedral de Sevilla. 
Como ya sucedió con París en El código Da Vinci, con Roma en Ángeles y demonios o con Florencia en Inferno, los escenarios de las novelas de Dan Brown siempre han sido un elemento clave en sus tramas.

OPINIÓN:
Pues qué queréis que os diga… esperaba más de esta novela. ¡Ojo! Que el argumento es muy, muy bueno y está fenomenalmente escrita. Pero me ha resultado muuuuuy lentaaaaa, demasiado lenta y densa; un poco cansina y por momentos un tanto repetitiva. Eso sí, no cabe duda de que este hombre sabe cómo generar expectación y mantener intrigado al personal hasta el mismo final. Y eso que cuando Langdon y Ambra, por fin (un tochazo de libro les llevó conseguirlo) logran su propósito, yo ya hacía un rato que sospechaba cual sería ese final… creo que cae de cajón.
Quizá también me ha decepcionado un poquito la falta de acertijos y el juego con el simbolismo. Que lo hay, sí, pero se me ha quedado corto, tal vez porque tenía en mente el Código Da Vinci, en el que constantemente tenían que descifrar algún código, jugar con las palabras, la historia, las creencias, para llegar a la respuesta que buscaban (si lo habéis leído, sabéis de lo que hablo).
Sí es cierto que la ambientación aquí es maravillosa. Nos ofrece un magnífico paseo por  lugares y edificios emblemáticos de España. Lugares que sin duda debe conocer bien porque las descripciones son muy detalladas. Aquí también creo que se ha excedido, porque aunque todo lo que cuenta es muy interesante, al alargar las descripciones, ha   ralentizado el ritmo de la novela.
Confieso que he terminado leyendo en diagonal. Quería conocer el descubrimiento de Kirsch y averiguar quién trataba de impedir que este saliera a la luz. Eran muchas las cabezas señaladas y todas tenían sus motivos para acallar a Kirsch.  Aunque ya he comentado que antes de leerlo sabía la respuesta y por eso no dejé de leer. Pero se me hacía insoportable lo despacio que ocurría todo, cuando en realidad el ritmo de los hechos era trepidante.
Otro detallito que me ha gustado más bien poco (que sí, que es una novela, que es ficción, lo sé, pero…) es la imagen que da de España. Nos pinta como un país super católico, retrógrado, en el que la Iglesia continua teniendo mucha influencia y poder… no sé, todo como muy oscuro y feo.
En fin, que para gustos colores. Que seguro que a miles de personas esta novela les habrá encantado y les encantará, pero a una servidora no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario