domingo, 20 de diciembre de 2015

"Nunca digas nunca" de Meru Eirabella

Nunca digas Nunca, de Mery Eirabella

Libro 1º de la Serie Secret Life
Colin abandona Dublín tras aceptar una suculenta oferta de trabajo en Madrid con la intención de empezar una nueva vida lejos de la persona que le recuerda constantemente la situación más traumática de su existencia. Atrás deja a su familia, los recuerdos y una relación no resuelta con Sakis, el hombre al que le debe el haber sobrevivido a la espiral de destrucción por la que se dejaba arrastrar hasta que lo conoció.
Su primera impresión de Madrid no puede ser peor: llueve y, para colmo, el taxista le estafa. Aunque aún le espera algo mucho más desagradable: su casero es un tipo estirado que lo mira con desprecio, juzgándolo por su aspecto. Sin embargo, no tardarán en darse cuenta de que el desdén que se muestran es, en realidad, el comienzo de algo que ninguno de los dos quiere.
Nunca digas nunca, una romántica y apasionante historia de amor entre dos hombres que no podrás dejar de leer.

Opinión:

“Nunca digas nunca” ha sido la primera novela homoerótica que ha caído en mis manos. Hace tiempo que sentía curiosidad por este subgénero, pero por uno u otro motivo nunca encontraba tiempo (o me olvidaba de él por tener demasiadas lecturas pendientes) para darle una oportunidad. Ahora, esta ha llegado de mano de la Selección RNR y he de decir que me ha encantado.
Me ha parecido, independientemente de que los protagonistas sean dos hombres, una historia muy romántica. Sí, es erótica, muy erótica, porque tiene muchas escenas hot (muy hot), pero no se trata de sexo sin más. La ternura, la pasión, la sensualidad, el deseo y los sentimientos que la autora ha sabido transmitir en cada escena, con cada caricia y beso, me han emocionado y hecho vibrar sin que importara quienes era los protagonistas. Eran dos personas amándose y punto.
Me ha gustado y divertido, la forma en que Jared intenta ignorar y negar la atracción que Colin despierta en él, algo que en principio encuentra absurdo y aberrante (a él no le gustan los hombres…)
Genial las reacciones de Colin, su paciencia, su sentido del humor, la mano derecha con que maneja la situación, sin presionar a su indeciso y confundido compañero de piso (que no es su tipo y para nada le gusta…). La química entre ellos es evidente y genera maravillosos momentos de tensión sexual, que unida al deseo de saber en qué va a quedar la cosa, te atrapa y te impulsa a seguir leyendo (de hecho lo he devorado en un par de días y eso sin tener tiempo material para hacerlo, no podía dejarlo).
Una trama estupenda y bien desarrollada, en la que las dudas, los prejuicios y los miedos (tanto personales como al qué dirán) llevan la voz cantante, aportándole realismo a la historia. Porque creo (solo lo imagino), que no debe de ser fácil para alguien que siempre se ha considerado heterosexual, descubrir que se siente atraído por alguien de su mismo sexo y Mery, para mí, ha sabido plasmar esa zozobra y los conflictos internos de Jared al tener que aceptarlo.. o no. Porque, a pesar de sus 39 años, es un hombre inseguro que siempre se ha dejado dominar por un padre demasiado duro y autoritario y las apariencias.
Colin, sin embargo, es todo lo contrario, a pesar de sus demonios, de las malas experiencias (o quizás a causa de ellas), es un hombre seguro de sí mismo y con las ideas muy claras y una personalidad arrolladora que (para bien o para mal) no deja a nadie indiferente.
La he disfrutado muchísimo, me ha encantado la forma de escribir de Mery, la maestría y la delicadeza con que desarrolla cada uno de los encuentros entre Colin y Jared.

Estoy deseando leer las siguientes historias de Secret life y creo, de verdad, que merece la pena darle una oportunidad al género, pero sobre todo a esta novela porque es muy buena y yo la he disfrutado muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario