domingo, 4 de septiembre de 2016

"Las feas también se enamoran. Edith" de Elizabeth Urian.

“Las feas también los enamoran. Edith.” de Elizabeth Urian.

Libro 3 de la serie Las feas también los enamoran
Érase una vez, un duque en busca del amor, pero que nunca tuvo suerte.
Érase una vez, una plebeya que lo amaba.
Érase una vez un rocambolesco plan para unirles….
Aunque en principio, este no es un cuento de hadas ni la protagonista una hermosa dama.
Por su aspecto, Edith Bell nunca ha tenido pretendiente alguno. Jeremy, en cambio, apuesto duque de Dunham, no consigue que ninguna mujer permanezca a su lado. Su relación es cualquier cosa menos cordial y sus encuentros un desafío que alterará la idílica convivencia de quienes les rodean. 
A pesar de las desavenencias y con una «pequeña» ayuda, ambos caerán en un plan que les llevará a creer que el amor viene de la mano de quien menos te lo esperas.

Opinión:
Vale, esta es la tercera de la serie y en ese puesto la he leído pero cómo primero me había leído la cuarta… en fin, un jaleo. Si estáis pensando en poneros con esta serie (deberíais, merece la pena) os recomiendo leerlas en orden jejeje
Y ahora vamos a lo que nos ocupa: la historia de James y Edith.
Evidentemente sigue la misma línea argumental del resto, sin embargo cada relato es diferente al anterior. Las dispares personalidades de los protagonistas, los lugares en el que se desarrollan las novelas y las dispares situaciones que viven los personajes, impiden que resulten repetitivas a pesar de tener un denominador común: la fea.
Un cosa que creo no he comentado en las otras reseñas, es que me encanta precisamente eso, que las protagonistas sean feas. Porque en el mundo no solo hay gente guapa y las menos afortunadas físicamente también (como reza el título) se enamoran, sienten, padecen y merecen ser amadas.
En cuanto a estos protagonistas en particular, decir que me han encantado las constantes trifulcas, las ingeniosas batallas dialécticas, las pullas que se lanzan a la menor oportunidad… son muy divertidos. Y claro, me ha encantado como, poco a poco, James se ha ido dando cuenta de que la fea y enojosa vecina resultaba algo más que interesante.
Como siempre, estupendas las descripciones, maravillosos los modales de los personajes por lo adecuados y estupenda la forma en que, una vez más, Elizabeth Urian consigue enamorar a nuestro reacio protagonista, descubriéndole a la mujer llena de virtudes que se oculta tras ese rostro poco agraciado. Forman una pareja estupenda, con la que he disfrutado muchísimo.
Los secundarios, a los que tenemos el placer de reencontrar en la última de las novelas de la serie, me han encantado. La abuela de james, por lo intrigante y decidida. Leonor, prudente y comedida se mantiene en un discreto segundo plano dado su condición de dama de compañía, pero algunas de sus reacciones nos dan alguna que otra pista sobre lo que puede llegar a suceder en la cuarta entrega (no digo más, que luego todo se sabe jejeje) y por último, el encantador, alegre y dicharachero Jonathan, con su inseparable y deslenguado guacamayo.
Una historia preciosa e ingeniosa que no os podéis perder.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada